VOX, ante el cierre de locales turísticos: “es una medida dictatorial que acabará de hundir a nuestros empresarios y trabajadores”



Rechazo de VOX al cierre de todos los establecimientos de comercio, ocio y restauración de dos calles de la Playa de Palma (las populares “de la Cerveza” y “del Jamón”) y Punta Ballena en Magaluf impuesto por el Gobierno de las Islas Baleares tal y como ha anunciado este miércoles el consejero de Trabajo y Turismo, el socialista Iago Negueruela. El Ejecutivo argumenta que es su forma de atajar el turismo incívico.





La regidora de VOX en el Ayuntamiento de Calviá, Esperanza Catalá, ha denunciado que “el Gobierno balear criminaliza a los empresarios del turismo. Son ellos lo que hacen un esfuerzo para salvar la temporada y ahora se encuentran con una prohibición arbitraria. Van a acabar de hundir lo poco que se podía salvar”. Catalá ha señalado que “el Ayuntamiento de Calviá no puede quedar callado ante esta salvaje intromisión del consejero Negueruela, tiene que salir a defender a los empresarios que si han abierto sus negocios es porque pagan impuestos, tienen los permisos pertinentes y cumplen con la normativa”.

Por todo ello se ha preguntado “quién va indemnizar a los empresarios por una decisión que no puede ser considerada de otra manera más que de una machada de Negueruela. Nuestros empresarios siguen pagando sus impuestos, tienen empleados… Así nos lo han transmitido y desde VOX entendemos y compartimos su indignación”. Ante esta situación ha insistido en que lo importante es “prevenir, no prohibir. Nadie quiere turismo de borrachera, por supuesto. Pero para eso hay que hablar con los TTOO, no cerrar locales”.

En términos similares se ha expresado Fulgencio Coll, líder de VOX en el Ayuntamiento de Palma. “Si se producen comportamientos incívicos es la Policía la que debe actuar, y si hay locales que incumplan las normas deben ser sancionados. Pero actuar de esta forma dictatorial es cruzar una barrera que uno ya no esperaba ver”. Coll la lamentado que “la izquierda confunde los límites de todo lo que toca, mezclan su sectarismo con la turismofobia y el rodillo de un poder que creen absoluto. Ordenan el cierre de locales en lugar de garantizar la seguridad en las calles, laminan la libertad y destruyen sin pudor la economía ajena”.

“Vamos a pedir explicaciones al alcalde José Hila, a ver si le parece bien que sus compañeros de partido anden cerrando negocios privados porque les da la gana. Ni Palma, ni Calviá, ni las Islas son su cortijo. El tiempo de los señoritos ha pasado. Esto es una democracia”, ha concluido Coll.

Comentarios Facebook
Publicado en Local.
Alguna publicidad valiente y la ayuda desinteresada de muchos lectores como tú han hecho posible esta noticia. Conoces nuestra línea editorial, quizás políticamente incorrecta pero comprometida con la identidad balear, la unidad de España y Europa. No es fácil ni es barato sostener un medio de comunicación que beba de estos postulados, siempre contra los más poderosos. Por eso te pedimos que nos ayudes con una aportación, que formes parte de nuestra familia, que ayudes a que sigamos incordiando al Poder. Puedes hacerlo de varias maneras. Y tú ¿Eres balear? infórmate aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.