Un sindicato de docentes advierte que «la sumisión del Govern con Madrid puede convertir el próximo curso en un desastre»



Unión Obrera Balear, sectorial de Enseñanza, condena la sumisión del consejero de Educación, Martí March a las órdenes dictadas por Madrid, que pueden conducir a un próximo curso catastrófico.




Después de que el Ministerio de Educación ratificó que en septiembre permitirá grupos de 20 alumnos hasta el 4º curso de primaria, y sin mascarilla, consideramos una nueva irresponsabilidad por parte del consejero March que valore la orden como «positiva». Es una tomadura de pelo retomar la actividad presencial porque «sólo un 1,37% del total de casos confirmados del Covid-19 corresponde a población entre 0 y 19 años», como hace la nota de prensa del Ministerio, cuando no se han hecho tests masivos en este sector de edad, y cuando la plataforma de investigación Kids Corona acaba de informar que más del 99% de los menores con coronavirus son asintomáticos o tienen síntomas leves.

Denunciamos también que el consejero March no ha anunciado ninguna medida de contratación de docentes para disminuir ratios. UOB exige un plan de inversión de choque para aumentar la plantilla y crear espacios para desdoblar grupos, sin la cual ni siquiera se puede cumplir el máximo de 20 alumnos ordenado por el Ministerio. Según datos de matrícula de principio de curso, en Baleares más de 500 grupos de infantil superan los 20 alumnos, lo que incumple las promesas de la Consejería de hace cinco años, y más de 400 grupos de primaria superan la ratio máxima de 25 alumnos, con veintidós dos casos que llegan a 30 y 31 alumnos.

Este desbarajuste es consecuencia evidente de la falta de presupuesto educativo, que sigue estancado en el 3% del PIB autonómico y sólo ha dado para construir un nuevo CEIP entre la legislatura anterior y la actual. Cabe recordar que el consejero afirmó en 2017, en un plenario del Consejo Escolar, que en Baleares hacen falta al menos quince centros nuevos. Sin la inversión correspondiente también es inviable limitar la presencia en las aulas a partir de 5º de primaria manteniendo distancia de 1,5m entre alumnos, como pretende el Ministerio.

Unión Obrera Balear se reafirma, una vez más, en la petición de dimisión del consejero Martí March.

Comentarios Facebook
Publicado en Local.
Alguna publicidad valiente y la ayuda desinteresada de muchos lectores como tú han hecho posible esta noticia. Conoces nuestra línea editorial, quizás políticamente incorrecta pero comprometida con la identidad balear, la unidad de España y Europa. No es fácil ni es barato sostener un medio de comunicación que beba de estos postulados, siempre contra los más poderosos. Por eso te pedimos que nos ayudes con una aportación, que formes parte de nuestra familia, que ayudes a que sigamos incordiando al Poder. Puedes hacerlo de varias maneras. Y tú ¿Eres balear? infórmate aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.