Terraferida pide al nuevo Govern que desclasifique 475 hectáreas urbanizables de la Serra de Tramuntana



El Plan Territorial permite edificar más de 14.000 viviendas en 19 municipios declarados «Paisaje Cultural» por la UNESCO.
 




Terraferida pide al Govern que desclasifique buena parte de las 490 hectáreas edificables que quedan dentro de los municipios de la Sierra de Tramuntana declarados Paisaje Cultural por la UNESCO. Estas 475 hectáreas de suelo vacante permiten la construcción de 14.371 viviendas y podrían albergar un mínimo de 36.000 nuevos habitantes, según reconoce la Conselleria de Territorio del Gobierno de las Islas en un estudio sobre el suelo vacante de Mallorca (1).
 
A todo este crecimiento se sumaría además el crecimiento dentro del suelo urbano consolidado (plantas que permiten más alturas, por ejemplo) y el crecimiento dentro de suelo rústico en forma de chalets aislados y las plazas turísticas en establecimientos hoteleros. Los 19 municipios (*) de la Sierra incluidos dentro de la zona UNESCO (ver mapa), concentran el 22,6% del suelo vacante de la isla de Mallorca, cifrado en un total de 2.098 hectáreas.
 
La enorme presión inmobiliaria que vive Mallorca es especialmente intensa en la Sierra de Tramuntana, donde están edificando decenas de promociones urbanísticas, como hemos visto últimamente en Deià (Petit Deià), Puigpunyent, Fornalutx, Cala Llamp (Andratx) etc. Muchas personas ven con frustración como se abren nuevas calles y levantan promociones de lujo en todos los pueblos de la Sierra, convertida en un gran mercado de vivienda destinado casi exclusivamente a millonarios extranjeros.
 
Escorca (**), Deià y Puigpunyent son los tres municipios que tienen más superficie edificable por habitante, y los que tienen un potencial de crecimiento mayor, del 195%, 142% y 73% respectivamente. Estas cifras son desproporcionadas y de no corregirse vierten estos municipios a una desfiguración urbanística, social y ambiental a base de grandes promociones.
 
Ocho años después de la declaración de Paisaje Cultural por parte de la UNESCO, vemos como las administraciones no han querido rebajar el crecimiento previsto en los planeamientos. Recordemos que el informe previo a la declaración de la UNESCO ya advertía que «Las presiones urbanísticas sean una amenaza» (informe ICOMOS, 35).
 
Once años sin ninguna medida de protección para frenar nuevas urbanizaciones. La pasada legislatura terminó sin que el Gobierno ni el Consell protegieran ni un metro cuadrado susceptible de ser urbanizado. Las administraciones se limitaron a tramitar miles de nuevas plazas residenciales y turísticas sin cuestionar su impacto sobre la sociedad, el paisaje, los recursos naturales ni la capacidad de las infraestructuras. Este «pacto no escrito» para «salir de la crisis» urbanizando más y llevando aún más turistas a las Islas se sustenta sobre un imposible: crecer ilimitadamente. Esta es una tendencia que dura más de una década, de hecho hay que remontarse once años (11) para encontrar la última medida de protección del territorio dictada en Mallorca para frenar algún tipo de desarrollo urbanístico, la Ley 4/2008 elaborada por segundo Pacto de Progreso con Gabriel Vicens como Consejero. Desde entonces las rebajas en la protección, amnistías urbanísticas y las leyes a la carta, han sido la tónica habitual.
 
Aunque la nueva ley de urbanismo (LUIB) permite a los ayuntamientos desclasificar suelo vacante sin servicios a coste cero, no ha habido voluntad de hacerlo. La única excepción es Valldemossa, que desclasificó 3 hectáreas, un ejemplo que demuestra que con voluntad es posible proteger sin costes adicionales.
 
Terraferida pide a los partidos del Pacto que afronten la realidad urbanística y desclasifiquen el exceso de suelo edificable en la Sierra de Tramuntana. Es la única fórmula posible para preservar los valores naturales de una zona que debería ser la joya de la corona y que está sometida a una presión urbanística nunca vista.
 
Fuentes: 1 http://www.caib.es/sites/solvacant/ca/estudi_sobre_solars_vacants/
 
(*) Aunque Palma tiene parte del municipio en zona UNESCO ha excluido de los cálculos de suelo vacante.
 
(**) El municipio de Escorca, tiene una configuración municipal especial y hace que muchas estadísticas relacionadas salgan sesgadas.

Comentarios Facebook
Publicado en Local.
Alguna publicidad valiente y la ayuda desinteresada de muchos lectores como tú han hecho posible esta noticia. Conoces nuestra línea editorial, quizás políticamente incorrecta pero comprometida con la identidad balear, la unidad de España y Europa. No es fácil ni es barato sostener un medio de comunicación que beba de estos postulados, siempre contra los más poderosos. Por eso te pedimos que nos ayudes con una aportación, que formes parte de nuestra familia, que ayudes a que sigamos incordiando al Poder. Puedes hacerlo de varias maneras. Y tú ¿Eres balear? infórmate aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.