Sin idiomas no hay futuro para nuestros hijos

Autor: Alexandro Gaffar – Economista 

Desde el comienzo de la legislatura del llamado “Pacto de progreso” entre los partidos políticos de carácter catalanista e izquierdas en las Islas Baleares (PSIB-MÉS-Podem) se ha hecho notar una serie de cambios en la estructura económica y social de nuestras islas.




La lucha ideológica que fragmenta la unidad social entre los que habitamos estas islas mediante el uso de la lengua como generador de divisiones es el mayor error que está cometiendo este equipo de gobierno. Baleares es un enclave turístico de primer orden en una posición estratégica y su economía depende a día de hoy de manera casi exclusiva del turismo. Esto puede comprobarse con un breve análisis de los datos de empleo de los últimos 4 años y el informe de tendencia turística de 2017.

Baleares lideró de nuevo el récord en fracaso escolar dentro de toda España según los datos de la EPA de 2016. El 26,8% de los jóvenes isleños no tienen estudios por encima de la Educación Secundaria Obligatoria (ESO). Pese a ser un dato mejor que el de 32,1% de 2014, tenemos sin duda un gran reto por delante.

Que aproximadamente 3 de cada 10 jóvenes no tengan estudios más allá de los básicos obligatorios acaba siendo una serpiente que se muerde la cola. Poca esperanza existe para los afectados y su descendencia por la baja renta que tendrán.

El equipo de gobierno en Baleares debe abandonar de inmediato la guerra ideológica del catalán y plantearse una estructura nueva para la educación en nuestra comunidad autónoma. Si nuestros jóvenes abandonan prematuramente los estudios y no van a formarse más es entonces una obligación dotarles durante la etapa de educación obligatoria (Primaria y Secundaria) de la mejor formación posible para entrar con éxito en el mercado laboral de las islas.

La clave de reducir el paro juvenil en Baleares pasa por formar en idiomas de manera intensiva y apostar así por crear una generación de jóvenes con un alto valor añadido.

Algunos pensarán que es imposible, o incluso un disparate. Sin embargo, si uno toma de ejemplo un país como es Luxemburgo, cuya dimensión y población son similares a la de Mallorca, y que vive del trato con sus vecinos al ser un país frontera (comparte frontera entre Bélgica, Francia y Alemania), nos damos cuenta que no es un disparate sino una apuesta muy segura.

En Luxemburgo los jóvenes al salir de su equivalente a nuestra ESO tienen un alto nivel en mínimo 4 idiomas: alemán, francés, inglés y luxemburgués (la autóctona de la región). En su contra, en Baleares salen nuestros jóvenes de la ESO chapurreando el spanglish (no llega al nivel B1 de inglés), con una grave deficiencia ortográfica en la lengua castellana y con una presión alta en el catalán.

En resumidas palabras, si el govern se mantiene obtuso en mantener su guerra ideológica para una lengua que no mejora los datos de empleo ni la calidad de vida en vez de invertir en los idiomas más utilizados por nuestros turistas, mal futuro les espera a nuestros hijos.

Comentarios Facebook
Publicado en Opinión.
Alguna publicidad valiente y la ayuda desinteresada de muchos lectores como tú han hecho posible esta noticia. Conoces nuestra línea editorial, quizás políticamente incorrecta pero comprometida con la identidad balear, la unidad de España y Europa. No es fácil ni es barato sostener un medio de comunicación que beba de estos postulados, siempre contra los más poderosos. Por eso te pedimos que nos ayudes con una aportación, que formes parte de nuestra familia, que ayudes a que sigamos incordiando al Poder. Puedes hacerlo de varias maneras. Y tú ¿Eres balear? infórmate aquí.

2 Comentarios

  1. A nuestros políticos no les importa nada el futuro de nuestros hijos y níetos …para ellos solo existe un idioma que es el catalán….haciendo que nuestros hijos o nietos vean el castellano o español como una lengua extranjera ….lo primero el CATALÁN…qué solo sierve para entenderse con las gentes de una provincia de España…mejor qué aprendan inglés,francés o alemán para defenderse en la vida.

  2. Estamos perdiendo el tiempo con nuestras futuras generaciones y el TIEMPO ES ORO. Señores políticos , saben Ustedes que los q van a darle a sus pensiones el día de mañana son las generaciones q dejan perder? Que no ayudan y apoyan a enriquecerse ? Lo llevan claro si siguen así . Ahí lo dejo caer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.