¿Sabías que existe una dirección general de Políticas para la Soberanía Alimentaria en el Govern Balear?



Soberanía Alimentaria licita un estudio para conocer los flujos de los alimentos antes y después del estado de alarma por la COVID-19

El objetivo es conocer también la demanda de producto local en los hogares y entre la restauración colectiva tanto pública como privada




La dirección general de Políticas para la Soberanía Alimentaria, de la conselleria de Agricultura, Pesca y Alimentación, ha sacado a licitación un estudio (dividido en tres lotes: uno para Mallorca, otro para Eivissa y Formentera y la actualización del de Menorca) que permitirá conocer, entre otros datos, los flujos de los productos alimentarios (el recorrido desde su origen hasta el destino final, incluida la distribución) antes y después del estado de alarma por la COVID-19. El estudio incluye tanto el producto local de cada isla como los de fuera.

La directora general de Políticas para la Soberanía Alimentaria, Paula Valero, ha asegurado que este estudio permitirá «saber si ha habido cambios en la producción y el consumo de productos durante la pandemia». Además, ha dicho, tiene que servir para conocer cuál es la demanda de producto local y su distribución en el ámbito doméstico y en la restauración colectiva pública (como escuelas, hospitales y residencias) y privada (hoteles y restaurantes). En este sentido, ha asegurado que el estudio será útil también para calcular e indicar la capacidad para abastecer a los comedores colectivos -tanto públicos como privados- de cada una de las islas con productos locales.

Serán objeto de estudio las hortalizas, los cereales y leguminosas, la fruta, los lácteos, las carnes, el pescado, el vino y el aceite, entre otros tipos de alimentos. El estudio tiene que discernir si los productos se destinan al consumo de proximidad, a la transformación o a la exportación fuera de la isla; y debe tener en cuenta la tasa de autoabastecimiento de los productos agrícolas, ganaderos y transformados, su producción y demanda estacional; así como también la huella de carbono de los productos y la contribución de la proximidad a la lucha contra el cambio climático.

Según la directora general, “la actual crisis ha acentuado la importancia de la estrategia de llevar a cabo políticas para la soberanía alimentaria, y ha colocado la actividad del sector primario como un elemento de crecimiento económico propio”.

El presupuesto para los tres lotes del estudio es de 40.000 euros sin IVA. El de Mallorca cuenta con un presupuesto de 22.000 euros sin IVA; el de Eivissa y Formentera, con 15.000 euros sin IVA; y el de Menorca*, con 3.000 euros. El plazo para la presentación de solicitudes acabará el 16 de junio.

*En el caso de Menorca es suficiente la actualización de los datos del ‘Estudio del potencial de producción y flujos alimentario en la isla de Menorca’ (García García-Roldán, 2018), con la autorización del Consell de Menorca.

Comentarios Facebook
Publicado en Local.
Alguna publicidad valiente y la ayuda desinteresada de muchos lectores como tú han hecho posible esta noticia. Conoces nuestra línea editorial, quizás políticamente incorrecta pero comprometida con la identidad balear, la unidad de España y Europa. No es fácil ni es barato sostener un medio de comunicación que beba de estos postulados, siempre contra los más poderosos. Por eso te pedimos que nos ayudes con una aportación, que formes parte de nuestra familia, que ayudes a que sigamos incordiando al Poder. Puedes hacerlo de varias maneras. Y tú ¿Eres balear? infórmate aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.