Política incorrecta: Huelga la huelga

La próxima huelga del 8 de marzo, día de la mujer trabajadora, sobra. Me preocupa que las mujeres se embarquen en una reclamación internacional que no les conducirá a sus objetivos y que generarán más rechazo que apoyo. 150 países se han metido en un embrollo del que les va a resultar muy difícil salir. Analicemos la situación:




1.- No es verdad lo de la brecha salarial entre hombres y mujeres que reclaman. Las diferencias de salarios se deben a múltiples factores, si se suman las cantidades absolutas que ganan unos y otras sí hay diferencia pero no es así cuando se analizan los trabajos en iguales condiciones de contrato, horas trabajadas y categorías laborales. En su programa “El Objetivo”, Ana Pastor desmintió que las mujeres ganen menos por serlo, utilizando datos estadísticos obtenidos del INE. Si una mujer ganara menos por razón de sexo le caería una buena multa a la empresa que la discrimina. De hecho, hay una recompensa de 6000 € en Internet desde hace años para quien pueda demostrarlo. Nadie la ha reclamado aún.

2.- Una de las causas por las que las mujeres ganan menos en cantidades globales es porque, en general, así lo deciden ellas. Prefieren dedicar parte de su tiempo a otras actividades no laborales como, entre tras cosas, estar más tiempo con la familia, una necesidad fundamentalmente social y afectiva. Eligen así reservar un tiempo que consideran necesario para ello sacrificándolo de sus ingresos. Así también, a la hora de la jubilación sus pensiones serán más bajas por su menor aportación

3.- En una pareja la decisión de quien va a trabajar y quien va a cuidar de sus hijos se toma en pareja. Luego no pueden decir que hay discriminación porque la decisión es consensuada. Habitualmente es el hombre el que trabajará más fuera y la mujer más en la casa pero no siempre será así. Rosario Flores contaba, en una entrevista de televisión, que el que se ocupaba de los niños era su padre, el Pescaílla. A pesar de ser un excelente músico, creador de las canciones más conocidas de Lola Flores, su mujer, en un momento dado decidió que primara la carrera de su esposa y él pasó a ocuparse más de la familia.

4.- Los permisos de paternidad no son iguales al 100% con el de las mujeres, lo cual discrimina estructuralmente a éstas para conseguir puestos de trabajo con dedicación exclusiva o de responsabilidad. En ese sentido los empresarios suelen ser más proclives a contratar a hombres porque los permisos de maternidad serán más prolongados que los de sus maridos para cuidar a sus hijos, por ley.

5.- Helen Cronin sostiene que los hombres prevalecen en puestos de decisión, mando y consejos de administración de las empresas por su propia condición masculina. Los hombres son conscientes de su posición social, asumen riesgos, les gusta presumir, son perseverantes, oportunistas y muy competitivos, mientras que las mujeres no tienen este temperamento. Según su teoría de “las Colas”, al distribuir características masculinas y femeninas en una gráfica, los hombres suelen estar en los extremos, en las colas, mientras que las mujeres están en el centro. Así, hay más hombres que mujeres en los puestos de poder y mando pero también los hay más en la cárcel que ellas, aunque de esto último no suele hablarse cuando las feministas reclaman ocupar puestos más elevados por cuotas. En general no quieren admitir que allí no están porque prefieren o eligen no estar allí. Sería ridículo imponer una paridad delictiva a las mujeres, así como lo es exigirla para ellas en los puestos de poder.

6.- Tampoco las mujeres son proclives a aceptar puestos de responsabilidad o mando (mejor remunerados), y menos aún si tiene que dirigir a muchas personas en un grupo o empresa. Prefieren la responsabilidad de grupos más pequeños y mandos intermedios. Tengo como ejemplo de esto a mi propia madre: Excelente Médico especialista de la Cátedra de Ginecología de la Universidad de Buenos Aires, (titulada en 1951) alternó puestos de responsabilidad intermedia en secciones de patología benigna, patología mamaria y esterilidad, pero rechazó rotundamente el cargo de Jefe de Servicio, aunque tenía sobrada experiencia, capacidad organizativa, gran prestigio y apoyo absoluto de sus colegas de profesión. Prefirió seguir como estaba, mucho más cómoda en su puesto de responsabilidad intermedia.

7.- La brecha vital indica que los hombres mueren antes, esto es puramente estadístico, con lo que el porcentaje de viudas es mayor que el de viudos. A nadie se le ocurriría hacer una huelga para reclamar igualdad de vida para ambos sexos. En todo caso, se podría plantear que hay una “brecha pensionista” si consideramos lo que cobran los hombres por razón de viudedad, un 25% menos que las mujeres en total.

8.- La discriminación histórica que sufrieron las mujeres en el pasado no puede compensarse exigiendo una discriminación positiva, en sentido contrario, que resultaría tan discriminatoria como la anterior. La verdadera igualdad pasa por equiparar efectivamente a las partes involucradas. Aquí, la única equiparación posible será en derechos, deberes e igualad de oportunidades. Nada más.

9.- En nuestra Comunidad Autónoma, El Gobierno Balear ha apoyado la huelga feminista del 8 de marzo y de esa forma ha legitimado una huelga de mujeres que, como cualquier manifestación de este tipo, está previsto en la ley. Sin embargo, el apoyo político la convierte automáticamente en ilegal, al menos en nuestro país (véase artículo 11 del Real Decreto-Ley 17/1977). Además, cualquier huelga se hace en reclamo de mejoras contra poder establecido. Si el gobierno, que es el poder, apoya la huelga va en contra suyo, siendo una contradicción que se reclame a sí mismo lo que está en sus propias manos solucionar. ¿La Presidenta Armengol hará huelga? ¿Las diputadas, conselleras o ediles harán huelga? El propio Presidente del Condell de Mallorca cambió la fecha del pleno previsto para el 8 de marzo para que no coincida con la huelga; las instituciones minimizan así el impacto de la misma huelga que apoyan. Es todo un sinsentido.

10.- Los propios organizadores han dicho que los hombres no vayan a la huelga. La “Comisión 8 M” explica que, “si los hombres también hacen huelga, se pierde el sentido que diferencia la huelga feminista de la huelga general”. Sugieren que apoyen a las mujeres a través de “otras acciones, como cubrir a sus compañeras en el entorno laboral o estudiantil para que ellas puedan no asistir, encargarse del cuidado de menores, mayores o personas dependientes para desahogar a las mujeres que normalmente lo hacen”. Esta forma de hacer la huelga restaría fuerza a la manifestación; primero porque si se cubre a las mujeres en huelga no se verá la diferencia cuando éstas no lo estén; y segundo, porque las mujeres no pueden decirles a los hombres cómo deben hacer la huelga. Si ellos quieren hacerla en la calle, como ellas, nadie se lo podrá impedir. De cualquier manera, se indica lo que hay que hacer según el sexo del manifestante en una acción que la ley no discrimina por razón de género.

11.- La iglesia ha apoyado la huelga feminista y ha dicho, en palabras del cardenal Osoro, que “la Virgen María la haría” porque “es madre” y porque “esta siempre en los momentos más necesarios de la vida del ser humano, como lo estuvo con Jesucristo”. No es verdad, María nunca hubiera hecho huelga por la igualdad de las mujeres, como mujer y madre hubiera demandado directamente a Herodes y a los romanos por el asesinato de su hijo, acusado falsamente y condenado a muerte siendo inocente.

12.- La entidad convocante en nuestro país, la “Comisión 8 de marzo”, no existe como tal. No es una asociación, ni una federación, ni siquiera un grupo de gente identificable. El artículo 3 del dice: “La declaración de huelga, cualquiera que sea su ámbito, exige, en todo caso, la adopción de acuerdo expreso en tal sentido, en cada centro de trabajo”. Este acuerdo debería haberse formalizado entre los trabajadores y sus respectivas empresas y no se ha hecho por lo que no se puede presentar como documento legitimando la huelga, perdiendo así el derecho a poder realizarla.

En definitiva, esta huelga es un despropósito, una chapuza internacional organizada por la “ideología de género” radical feminista cuyo único objetivo es “visibilizar” una pretendida discriminación hacia las mujeres que rentabilizará a través de generosas subvenciones de dinero público concedidas a asociaciones afines. Convencer, por no decir engañar, a los políticos y a la sociedad es su fin inmediato como forma de tomar el poder en su propio beneficio, nada diferente de lo que ellas critican del dominio “heteropatriarcal” y “machista” actual. Sólo cambiarán de collar al mismo perro. Cuando ellas tengan el poder ¿qué harán? Pues lo mismo que hacen los que lo tienen ahora. El futuro no será lo igualitario que prometen, será un sistema opresor “hembrista” (hetero, y homomatriarcal también), misándrico y masculinoexcluyente, donde el pensamiento único orwelliano no permitirá ni una sola opinión discordante, en base a la liberad de expresión, contra lo políticamente impuesto. Una dictadura en toda regla.

Autor: Jorge Skibinsky – Presidente de la Asociación de Padres de Familia Separados de Las Islas Baleares (APFSIB)

NOTA EDITORIAL: diaribalear.es no comparte necesariamente la opinión de sus colaboradores.

Comentarios Facebook
Publicado en Opinión.
Alguna publicidad valiente y la ayuda desinteresada de muchos lectores como tú han hecho posible esta noticia. Conoces nuestra línea editorial, quizás políticamente incorrecta pero comprometida con la identidad balear, la unidad de España y Europa. No es fácil ni es barato sostener un medio de comunicación que beba de estos postulados, siempre contra los más poderosos. Por eso te pedimos que nos ayudes con una aportación, que formes parte de nuestra familia, que ayudes a que sigamos incordiando al Poder. Puedes hacerlo de varias maneras. Y tú ¿Eres balear? infórmate aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.