No te rías que es peor: El melodrama y los llantos llegan a la extrema izquierda por perder su “reino de taifas” en Andalucía

La “actriz” Irene Montero, que protagoniza la serie “Al salir del Congreso” y que interpreta el papel de una política que se alza con la portavocía de un partido, tras un lío de faldas con el líder del mismo, y que les lleva a vivir su historia de amor en un chalet valorado en un porrón de euros, con la Guardia Civil las 24 horas en la puerta. Ha reaparecido con una brillante actuación, en la cual entre sollozos afirmaba aquello de “juro que nunca volveré a pasar hambre”, de la afamada película andaluza “Lo que VOX se llevó”.




La política española pasa de ser algunos días un circo de 6 pistas, donde los más “payasos” hacen piruetas para mantenerse en escena y les da igual si tienen que “pactar” con leones, tigres o hienas; para al día siguiente, ser un teatro donde las lágrimas forzadas convierten votos en contra en melodramas donde se avecinan tiempos oscuros.

Si uno se centra en el discurso pre belicista del 34 propuesto por los populistas, seguramente podría pensar que Andalucía va a retroceder en el tiempo hasta el medievo, cuando dicha Comunidad, lleva anclada en los inicios de los años 80 por soportar un lastre que se llama PSOE a sus espaldas durante más de tres décadas.

Si analizamos los graves problemas que tiene actualmente nuestro país, nos podemos dar cuenta que siempre empiezan con el PSOE y algún partido de extrema izquierda con el que pacta, pasó con Montilla y ERC en Cataluña, claros impulsores del supremacismo de hoy, los cuales hicieron ver a la burguesía catalana que ahí había un filón. Así como también se puede apreciar el lastre que ha sido para las Comunidades en las que tradicionalmente es la fuerza más votada, como en Andalucía y Extremadura, dos regiones estigmatizadas y que son acusadas por el secesionismo de ser lastres, ya que ellos tenían que “pagar” el PER.

Pero a la izquierda eso le da igual, necesita enemigos y gente desgraciada para subsistir, por eso tienen ese vocabulario que utilizan como un mantra “heteropatriarcado, ultraderecha, fascismo, machismo, alerta antifascista, feminista, franquismo, casta, casposo, arcaico, miedo, odio o reaccionarios”, ya que deben alentar a la gente contra ese enemigo invisible que viene a “comerse” los derechos de las mujeres andaluzas, y es que los de VOX, según parece, no quieren ni a sus madres ni a sus hijas ni a sus hermanas ni a nadie. Han venido para destrozar ese mundo idílico, donde los populistas abanderan a los marginados sociales para vivir a su costa en casas de 600 mil euros (tirando por lo bajo) y además, se permiten el lujo (nunca mejor dicho) de criticar a los ricos, cuando su mayor aspiración en la vida es llegar a ser uno de ellos.

Pronto tendremos la ceremonia de los premios de la Academia Norteamericana y dicha actuación de ayer, merecería una nominación en dicha Gala.

NOTA EDITORIAL: Dicho articulo es satírico y cualquier similitud con la realidad es una miedosa y populista coincidencia. 

Comentarios Facebook
Publicado en Opinión.
Alguna publicidad valiente y la ayuda desinteresada de muchos lectores como tú han hecho posible esta noticia. Conoces nuestra línea editorial, quizás políticamente incorrecta pero comprometida con la identidad balear, la unidad de España y Europa. No es fácil ni es barato sostener un medio de comunicación que beba de estos postulados, siempre contra los más poderosos. Por eso te pedimos que nos ayudes con una aportación, que formes parte de nuestra familia, que ayudes a que sigamos incordiando al Poder. Puedes hacerlo de varias maneras. Y tú ¿Eres balear? infórmate aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.