Mos Movem: «El catalán, cáncer del nacionalismo en Baleares»



Hay un sentimiento entusiasta de pertenencia a un lugar, a su historia y a su realidad. Es un sentimiento natural y racional. En el polo opuesto está el sentimiento nacionalista, éste que lleva consigo la idea de superioridad precisamente por pertenecer a determinado lugar.





Los nacionalismos son ideologías tóxicas que desafían a la sociedad y conducen a su fractura. La Historia ha demostrado que el objetivo del nacionalismo es la división y, a pesar de esto, consigue encandilar a una parte de la sociedad guiada por cabecillas egoístas, corruptos y mentirosos. En Baleares, el nacionalismo se propaga como un cáncer a merced del catalán impuesto en todos los ámbitos oficiales.

Hace 30 años, amaños partidistas establecieron el catalán como “lengua propia de Baleares”, dando el cambiazo por la secular lengua balear. Ahora el catalán se impone de forma exclusiva, con la excusa de que está en vías de extinción: dicen que se está perdiendo como lengua materna y que los mayores hablan menos catalán que cuando eran jóvenes. Mentiras de políticos para los que todo vale con tal de mantenerse en sus poltronas.

Con el uso fanático de la lengua, los nacionalistas apremian a “vivir de lleno en catalán” mientras reprimen el bilingüismo, —tan característico de nuestra tierra—, negando que el castellano también es lengua de Baleares, como lo es de toda España. Para el nacionalismo, el catalán nos distingue y hace “mejores” mientras que el castellano nos convierte en vasallos de España. Un desprecio que pasa por alto que Baleares es consustancial a España. Un desprecio cocinado en pro de los ilusorios países catalanes, de los que ellos serían los señores feudales, con base en otra falacia, la de que para que la lengua persista hay que conseguir un estado propio.

El nacionalismo es clasismo, fundamentalismo, xenofobia, ensalzamiento de la mentalidad de “pueblo” —algo así como creerse un pueblo elegido—, que se alimenta adaptando la Historia a su conveniencia, que desprestigia a “los otros” (los de la península, “charnegos”), que utiliza la lengua para cerrar puertas y para que los que no la acaten no puedan seguir viviendo entre nosotros. El nacionalismo está dispuesto a todo para mantener la pureza de la “raza” y de la lengua. En fin, el nacionalismo es el gran enemigo de la democracia y de la libertad, porque instaura la desigualdad de los ciudadanos. Un auténtico despropósito tener que hablar de esto en el siglo XXI.

Los nacionalismos tienen carácter excluyente y por tanto destructor. No hace falta ser nacionalista para tener la satisfacción de ser balear (con o sin ocho apellidos isleños), vivir en las islas, usar su lengua, apreciar sus costumbres y su historia. A fin de cuentas, también es una satisfacción sentir como propio y sentirse parte del rico y diverso patrimonio de España en cualquier rincón de su territorio.

Sólo la Constitución Española (no el Estatuto y mucho menos la separación) garantiza la protección de nuestras lenguas y de los derechos de TODOS los españoles:

Preámbulo: “Proteger a todos los españoles y pueblos de España en el ejercicio de los derechos humanos, sus culturas y tradiciones, lenguas e instituciones.”
Artículo 3.1: “El castellano es la lengua española oficial del Estado. Todos los españoles tienen el deber de conocerla y el derecho a usarla.”
Artículo 3.3: “La riqueza de las distintas modalidades lingüísticas de España es un patrimonio cultural que será objeto de especial respeto y protección.”

Mientras una mayoría de ciudadanos baleares estamos encantados de pertenecer a las islas por nacimiento o adopción y de ser iguales al resto de españoles, la Sra. Armengol refuerza su agenda nacionalista pasando de los problemas que de verdad importan en esta Comunidad.

PLATAFORMA MOS MOVEM, EN MARCHA, LET´S GO

Comentarios Facebook
Publicado en Opinión.
Alguna publicidad valiente y la ayuda desinteresada de muchos lectores como tú han hecho posible esta noticia. Conoces nuestra línea editorial, quizás políticamente incorrecta pero comprometida con la identidad balear, la unidad de España y Europa. No es fácil ni es barato sostener un medio de comunicación que beba de estos postulados, siempre contra los más poderosos. Por eso te pedimos que nos ayudes con una aportación, que formes parte de nuestra familia, que ayudes a que sigamos incordiando al Poder. Puedes hacerlo de varias maneras. Y tú ¿Eres balear? infórmate aquí.

Un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.