Mateo Cañellas presenta su libro ‘En Baleares no hablamos catalán’ en el Club Siglo XXI de Madrid apadrinado por Societat Civil Balear



Ayer miércoles a las 19:30 h. se presentó, en un acto que tuvo lugar en el salón de actos del Club Siglo XXI del hotel Eurobuilding de Madrid, el libro de Mateo Cañellas ‘En Baleares no hablamos catalán’. Dicho evento fue conducido por el periodista Cake Minuesa, e introducido por el diplomático Chencho Arias, presidente del Club Siglo XXI. También intervinieron, además del autor del libro, Tomeu Berga, presidente de Societat Civil Balear y Mariano Gomá, vicepresidente de Foro España.





Cake Minuesa empezó el acto comentando que su trabajo como freelance le lleva a estar muy próximo a las asociaciones que tratan de representar a la sociedad civil, y le formuló una serie de preguntas a Tomeu Berga y a Mariano Gomá sobre las problemáticas a las que se enfrentan dichas asociaciones en el desempeño de su actividad. Además, manifestó que “como valenciano afincado en Madrid me preocupa enormemente la deriva del nacionalismo en Baleares, que es similar a la que sufrimos en la Comunidad Valenciana”. “Pero todavía no es tarde para empezar a revertir la situación en estas comunidades, si realmente hay voluntad”, concluyó.

Tomeu Berga, por su parte, comentó los orígenes y el trabajo que realiza Societat Civil Balear, haciendo especial hincapié en el reciente informe que ha presentado sobre el adoctrinamiento en los libros de texto de lengua y literatura de bachillerato que se imparten en la mayoría de los centros escolares de Baleares, y que ha elaborado dicha entidad en colaboración con la asociación de profesores ‘PLIS, educación por favor’. También comentó que, pese a que el nacionalismo catalán de Baleares ha señalado el 2030 como la fecha para incorporar las islas a esa quimera que denominan ‘Països Catalans’, “a partir de ahora no lo tendrán tan fácil porque estaremos enfrente”.

Mariano Gomá, vicepresidente de Foro España, señaló que “como catalán me duele especialmente lo que está sucediendo en mi tierra, y lamento que el virus nacionalista se esté extendiendo también a otras comunidades autónomas españolas. Es algo verdaderamente preocupante”, aseguró. También hizo un repaso por las principales “apropiaciones culturales” que a su juicio está llevando el separatismo desde hace lustros, y destacó el caso de Ramón Llull, entre otros.

Por su parte, el autor del libro desgranó brevemente el contenido del mismo. Cañellas explicó que “la lengua mallorquina (o balear) es la lengua de las Islas Baleares” , y que en Menorca e Ibiza recibe el nombre de su respectiva isla: menorquín e ibicenco. “Así se denomina, ‘mallorquina’, desde el siglo XIV. Y cuenta con diccionarios desde el siglo XVIII y gramáticas y ortografías desde el siglo XIX”, aseguró.

Afirmó también que “sí existe una relación entre la lengua mallorquina y la lengua catalana: ambas son dialectos de la ‘lengua de oc’ (que se extendía desde el río Loira al río Ebro)”. Y señaló asimismo que la lengua mallorquina es fruto de la fusión de la ‘lengua de oc’ que llegó a Mallorca, después de la conquista de Jaime I de Aragón (1229), con la lengua mozárabe de los ‘rum’ mallorquines, que se había conservado en la isla durante la dominación islamista. “Fue después de la Renaixença catalana (a principios del siglo XX) cuando el catalanismo consiguió que se reconociera el catalán como lengua independiente del occitano, y a su vez, se incluyó el mallorquín como dialecto del catalán. ¡No hace ni 100 años!”, aseguró Cañellas.

El escritor también comentó que “el Estatuto de autonomía de 1983 es el verdadero Caballo de Troya del catalanismo, que nos mete en los inventados e inexistentes «Países Catalanes”. “Además de imponer el catalán estándar de Barcelona (totalmente ajeno a Baleares), la doctrina catalanista se ha apropiado de las personalidades de Baleares. Así, tenemos que Ramón Llull es un filósofo ‘catalán’; que el Mapamundi de Cresques Abraham es el ‘Atlas Catalán’; que el nombre del primer almirante de la flota estadounidense David Glasgow Farragut (de padres menorquines) es usado como estandarte para la promoción de la cultura catalana en Estados Unidos, la Farragut Fund; y que el arquitecto y escultor Guillermo Sagrera es uno de los máximos exponentes del gótico catalán. No hay protestas de ninguna institución de Baleares, ¿por qué?”, concluyó Cañellas.

El acto terminó con un turno de preguntas de los asistentes que fue moderado por Chencho Arias, presidente del Club Siglo XXI.

Comentarios Facebook
Publicado en Local.
Alguna publicidad valiente y la ayuda desinteresada de muchos lectores como tú han hecho posible esta noticia. Conoces nuestra línea editorial, quizás políticamente incorrecta pero comprometida con la identidad balear, la unidad de España y Europa. No es fácil ni es barato sostener un medio de comunicación que beba de estos postulados, siempre contra los más poderosos. Por eso te pedimos que nos ayudes con una aportación, que formes parte de nuestra familia, que ayudes a que sigamos incordiando al Poder. Puedes hacerlo de varias maneras. Y tú ¿Eres balear? infórmate aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.