Los colectivos ciudadanos de Manacor contrarios al proyecto del Plan General recuerdan que «incluye una operación urbanística con privilegios para la familia Nadal»



Piden coherencia a MÉS-Esquerra, después de que la formación política haya manifestado que investigará si ha habido trato de favor en la modificación de los amarres concedidos por Puertos de las Islas Baleares al tenista manacorí para su yate.





Los colectivos ciudadanos Assemblea Antipatriarcal, Dones de Llevant, Xítxeros amb Empenta, Ateneu Lo Tort y Endavant Osan, con el apoyo de diferentes personas a título individual denuncian la doble vara de medir del alcalde de Manacor, Miquel Oliver, y por extensión de la formación MÉS-Esquerra, que han manifestado su intención de esclarecer si ha habido trato de favor por parte de Puertos de las Islas Baleares a la hora de conceder una modificación de los amarres de Porto Cristo a Rafael Nadal para poder meter su nuevo yate de 24 metros de eslora.

Las entidades quieren recordar a Oliver y a su grupo político que está en sus manos detener la tramitación del Plan General de Manacor, que incluye una recalificación urbanística en los terrenos de Torreflorida, propiedad de Goramendi siglo XXI (propiedad de la familia Nadal), Melchor Mascaró SA, Francisco Suasi e Hijos y Invergrup Islas SL. Esta dudosa operación urbanística convierte los terrenos clasificados como zona verde en urbanizables y se podrán construir hasta 275 viviendas.

Se da el caso de que los propietarios de esta zona verde reclamaban al Ayuntamiento 17 millones de euros, que el Jurado Provincial de Expropiación rebajó a 14, hasta que en sentencia del 29 de noviembre de 2017 el Tribunal Supremo declaró que la zona de Torreflorida sólo vale medio millón de euros. El Ayuntamiento de Manacor no tiene ahora, por tanto, la excusa de tener que recortar esta zona verde para hacer frente a una indemnización millonaria, por lo que los colectivos no entienden de ninguna manera que el actual equipo de gobierno municipal quiera mantener la recalificación urbanística, si no es para, en efecto, privilegiar los propietarios de los terrenos y satisfacer sus expectativas de negocio.

Por todo ello, piden coherencia al equipo de gobierno de Miquel Oliver y solicitan que se modifique el proyecto de Plan General de Manacor con el objetivo de que éste sea un planeamiento para todos los ciudadanos y no el PGOU de la especulación. El Plan General de Manacor se aprobó inicialmente en 2016 por parte del PP, El Pi y AIPC, y está en manos del nuevo equipo de gobierno municipal tener el coraje suficiente para cambiar aquellas operaciones urbanísticas que no favorecen el conjunto de los ciudadanos, sino sólo los intereses de unos pocos.

Comentarios Facebook
Publicado en Manacor.
Alguna publicidad valiente y la ayuda desinteresada de muchos lectores como tú han hecho posible esta noticia. Conoces nuestra línea editorial, quizás políticamente incorrecta pero comprometida con la identidad balear, la unidad de España y Europa. No es fácil ni es barato sostener un medio de comunicación que beba de estos postulados, siempre contra los más poderosos. Por eso te pedimos que nos ayudes con una aportación, que formes parte de nuestra familia, que ayudes a que sigamos incordiando al Poder. Puedes hacerlo de varias maneras. Y tú ¿Eres balear? infórmate aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.