La Generalitat endurecerá las sanciones contra los opositores al secesionismo y pide crear un Juzgado exclusivo para ese tipo de delitos


El Conseller de Interior, Miguel Buch, ha anunciado un plan específico contra la violencia ultra, el cual consta de dos vías: la penal y la sanción administrativa.




Aunque asegura que en Cataluña no hay ningún grupo organizado de ultraderecha, informa que se han producido cerca de 180 casos de agresiones en los últimos meses.

Lo que aparenta buscar dicha medida es amedrentar a los ciudadanos que son contrarios al secesionismo, ya que cualquier enfrentamiento provocado normalmente por los entusiastas del régimen totalitario catalán, puede acabar con una denuncia por odio y enfrentarse a una dura sanción o incluso a causas penales que les lleven a prisión.

Todo ello, con la complicidad aparente del Ministerio de Justicia, ya que según Buch “si el Ministerio está dispuesto, nosotros podremos todos los recursos necesarios para que esté listo en el menor tiempo posible”.

Comentarios Facebook
Publicado en Nacional.
Alguna publicidad valiente y la ayuda desinteresada de muchos lectores como tú han hecho posible esta noticia. Conoces nuestra línea editorial, quizás políticamente incorrecta pero comprometida con la identidad balear, la unidad de España y Europa. No es fácil ni es barato sostener un medio de comunicación que beba de estos postulados, siempre contra los más poderosos. Por eso te pedimos que nos ayudes con una aportación, que formes parte de nuestra familia, que ayudes a que sigamos incordiando al Poder. Puedes hacerlo de varias maneras. Y tú ¿Eres balear? infórmate aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.