La cepa del poste: Cuatro por cuatro


Autor: Marc Rigo Suau

Cuatro por cuatro: sin que sirva de precedente, esta vez no es un coche con tracción a las cuatro ruedas, ni una multiplicación. Son cuatro que metió el Madrid y cuatro que recibió el Barça. Cosas que tiene la vida. Aquí la risa va por barrios. Pero no pasa nada, tranquilos, que no pasa nada. Por allá arriba dicen que no pasa nada. Pues suerte que no pasa nada, porque si llega a pasar al Barça le meten  ocho. Hubo fiesta en Canaletas, sí fiesta, pero no se habló catalán, sino andaluz y, por supuesto, las esteladas se convirtieron en banderas españolas.




Lo del Barça se veía venir. Lleva tiempo en el alambre. Hay nervios, sí, hay nervios. La semana pasada, en la capital del Reino, las pasó canutas para derrotar al Rayo; faltando  sólo tres minutos para terminar el encuentro iba perdiendo, en el descuento, con la suerte que caracteriza a los campeones, se alzó con el triunfo. Esto le está sucediendo muy a menudo esta temporada, pero unas veces Ter Stegen y otras, por supuesto, Messi, lo salvan de la cremá. Hace quince días, cuando derrotó al Madrid, el resultado final fue a todas luces exagerado. Pero esto sí, los diarios de allá arriba daban la sensación de que habían ganado la Copa de Europa al eterno rival; por cierto, son muchos años sin ganarla y ya va siendo hora, que a este paso nos van a dar las uvas. El resultado final del partido fue lo que les valió, del juego mediocre del equipo  “ni mu”. Decían que Zidane tenía un jardín, esto decían, pero del campo de amapolas traídas expresamente para Ernesto Valverde desde Holanda no dicen ni pío.

El Madrid, según esta gente, tiene cuatro Champions, en cinco años, ganadas con mucha suerte y, además, alguna hasta de regalo. Pues que les den señores, que les den. Arturo Vidal, un recién llegado a Can Barça, supongo para lograr los méritos suficientes para su posterior fichaje, siendo todavía jugador del Bayern,  en vez de reconocer los méritos merengues, dijo que la última Champions tenía que haber sido para su equipo, ¡vamos hombre!, hasta daba por hecho que el equipo alemán habría derrotado, sin ningún género de dudas, al Liverpool en la final. Pues miren por donde, estas exquisitas declaraciones le valieron para fichar por el equipo culé meses después. Nada mejor que desprestigiar al equipo de las 13 Copas de Europa para tener paso libre por Cataluña. Todo el mundo habla de la feria según le va en ella y el chileno, además de ser un excelente jugador, es un tío listo. Son como niños.

Los merengues tampoco se pueden ir de rositas. Temporada horrorosa por parte del equipo madridista. Ya ha caído Lopetegui y veremos si esto continúa igual si van cayendo algunos más. El domingo, gracias, sobre todo,  a Benzema y a Courtois se llevaron los tres puntos de Vigo acercándose un poco más a la cabeza de la tabla. Santiago Hernán Solari ya es oficialmente entrenador del Real Madrid y todo ello, prácticamente, gracias al Betis y a Courtois. En un supuesto que el Barça hubiera ganado al Betis, el portero madridista no hace una de las paradas de la Liga y los merengues empatan o pierden en Vigo, los nueve o diez puntos de diferencia con los culés hubieran sido definitivos para sentenciar al entrenador. Esto es fútbol y con el fútbol no hay quien pueda. Los quince goles a favor, por solamente dos en contra, desde que el argentino lleva las riendas del equipo, no hubieran servido para nada y lo más probable es que Florentino al frente y todo su séquito detrás se hubieran cargado al entrenador. El Madrid necesita un 9, y de esto no tiene la culpa ni Lopetegui que lo echaron ni Solari que acaba de llegar, la culpa es del que manda, y el que manda es Florentino Eduardo Pérez Rodríguez. Lo hemos dicho por activa y por pasiva, pero el que manda sigue sin hacernos caso y el 9 continúa  estando en el limbo. Sin un delantero centro de categoría contrastada los blancos no pueden aspirar a nada, y cuando digo nada, es nada; pero todavía queda mucha Liga y quizá al que manda se le encienda la bombilla y los Reyes Magos nos traigan al “sursum corda”. En fútbol y en política todo es posible, y esto, ¡señores!, es fútbol, aunque haya mucha política por en medio. Nos vamos. ¡Esto es lo que hay!

Comentarios Facebook
Publicado en La cepa del poste.
Alguna publicidad valiente y la ayuda desinteresada de muchos lectores como tú han hecho posible esta noticia. Conoces nuestra línea editorial, quizás políticamente incorrecta pero comprometida con la identidad balear, la unidad de España y Europa. No es fácil ni es barato sostener un medio de comunicación que beba de estos postulados, siempre contra los más poderosos. Por eso te pedimos que nos ayudes con una aportación, que formes parte de nuestra familia, que ayudes a que sigamos incordiando al Poder. Puedes hacerlo de varias maneras. Y tú ¿Eres balear? infórmate aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.