El RCD Mallorca del doble ascenso siempre será recordado como el equipo de Vicente Moreno



El RCD Mallorca de Reina, Salva Sevilla, Raillo, Dani Rodríguez, Budimir o Abdón Prats siempre será recordado como el equipo de Vicente Moreno.





Los locos del fútbol hablan del Barça de Cruyff, del Milán de Sacchi, la Roja de Del Bosque o del Madrid de Zidane, ahora los mallorquinistas pueden hablar orgullosos del RCD Mallorca de Vicente Moreno, un equipo que ha vivido dos campañas consecutivas consiguiendo el ascenso de categoría, algo reservado a muy pocos equipos a lo largo de la Historia del deporte rey.

El año pasado, el año del infierno de la Segunda B, el equipo era un gallo en la categoría, consiguiendo el billete de vuelta a segunda por la vía rápida. En ese equipo había jugadores de gran categoría que confiaron en el proyecto mallorquinista, los Lago Junior o Raillo se quedaron en la isla para intentar devolver al equipo a Segunda y otros, como Salva Sevilla o Reina, con ofertas de Segunda A, firmaron por un proyecto que les forzaba a rebajar su estatus y les pedía disputar partidos césped artificia, contra duros rivales que se empleaban con agresividad, y es que la temporada en Segunda B no fue fácil, ya que dicha competición se disputa al máximo en cada partido.

Los buenos jugadores destacan más cuando el juego es rápido y fluido, algo que en la división de Plata es posible ver en muchos estadios, por eso finos jugadores como Salva Sevilla destacan sobremanera, su juego ha permitido brillar a jugadores como Lago Junior, el auténtico crack y un deportista que ha demostrado el amor a los colores. El equipo empezó bien la competición, siempre en puestos de media tabla y cercano a los puestos de la fase de ascenso, aunque parecía que al enfrentarse a los «grandes» de la categoría le falta algo, el gol, lo más caro y difícil de encontrar en el mundo del fútbol.

Seguramente ese fue el punto de inflexión de la entidad, el equipo contaba con buenos delanteros, pero necesitaba un jugador que aparte de marcar los goles «fáciles», se inventara alguno por si mismo y diera dolores de cabeza a las defensas rivales, y lo encontró, Budimir ha significado ese plus necesario para dejar la media tabla y conseguir con solvencia un puesto en la fase definitiva de la competición, además, seguramente, la mejoría de Abdón se haya debido a la competencia con el croata, y es que el mallorquín ha firmado un final de campaña de ensueño con el honor de haber marcado el gol definitivo que les convierte en equipo de Primera.

Pero todo esto no habría sido posible sin un hombre (o dos, ya que Dani Pendín y Vicente Moreno son casi la misma persona) el entrenador del RCD Mallorca, un entrenador al que no le van a faltar novias este verano y seguramente de algún equipo de campanillas, pero pensamos que aquí todavía tiene alegrías que vivir, por eso le decimos ¡Vicente quedate!

Comentarios Facebook
Publicado en Deportes.
Alguna publicidad valiente y la ayuda desinteresada de muchos lectores como tú han hecho posible esta noticia. Conoces nuestra línea editorial, quizás políticamente incorrecta pero comprometida con la identidad balear, la unidad de España y Europa. No es fácil ni es barato sostener un medio de comunicación que beba de estos postulados, siempre contra los más poderosos. Por eso te pedimos que nos ayudes con una aportación, que formes parte de nuestra familia, que ayudes a que sigamos incordiando al Poder. Puedes hacerlo de varias maneras. Y tú ¿Eres balear? infórmate aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.