El municipio de Santanyí tendrá una nueva ordenanza de convivencia ciudadana



El equipo de gobierno de Santanyí quiere aprobar la ordenanza para garantizar la tranquilidad, la seguridad y el orden público, y que actualice la norma actual que es de los años ochenta.





Después de meses de trabajo conjunto entre diferentes departamentos, y especialmente desde la Policía Local, el municipio de Santanyí tendrá una nueva ordenanza de convivencia ciudadana. Esta ordenanza tiene por finalidad preservar el espacio público como lugar de convivencia y civismo, en el que todas las personas puedan desarrollar en libertad sus actividades de libre circulación, ocio, encuentro y recreo, con pleno respeto a la dignidad y a los derechos los demás y a la pluralidad de expresiones de todo tipo existentes. En definitiva, mejorar la calidad de vida y el bienestar de la ciudadanía en el municipio de Santanyí.

Según explicó la alcaldesa de Santanyí, Maria Pons, «con esta nueva ordenanza actualizamos la ordenanza que data de principios de los años 80 que había quedado obsoleta. Esta norma contemplaba situaciones que hace 30 años podían ser habituales, pero que hoy no se dan, y en cambio no nos sirven para regular cosas como el consumo de alcohol en la calle, las pintadas, o el ruido. En el fondo lo único que queremos es mejorar la vida de la ciudadanía y también la experiencia de quien nos visita. En ningún caso se pretende perseguir comportamientos, sino conseguir una sociedad que viva en armonía y que las personas se respeten «.

Es también objeto de este nuevo reglamento establecer normas que favorezcan el normal desarrollo de la convivencia ciudadana, así como el buen uso de los bienes y servicios públicos. Del mismo modo también velará por la conservación y protección de estos equipamientos públicos, siempre en el ámbito de las competencias municipales, para evitar los usos indebidos y poder sancionar las conductas incívicas y que los posibles daños causados ​​sean reparados.

De este modo, la ordenanza regulará temas como el ruido, juegos en la calle, el uso de pirotecnia, consumo de bebidas alcohólicas en la calle, los negocios en la vía pública, comportamiento en espacios comunes, pintadas, etc. Las sanciones, según sean leves, graves o muy graves pueden ir de los 50 a los 3.000 euros, que podrán ser conmutadas por trabajos sustitutorios en beneficio de la comunidad.

Ahora mismo la ordenanza está en periodo de exposición pública, y se puede consultar en el portal de transparencia de la página web del municipio. El equipo de gobierno del Ayuntamiento de Santanyí quiere aprobar el texto lo antes posible, probablemente al pleno ordinaria del mes de octubre.

Comentarios Facebook
Publicado en Santanyí.
Alguna publicidad valiente y la ayuda desinteresada de muchos lectores como tú han hecho posible esta noticia. Conoces nuestra línea editorial, quizás políticamente incorrecta pero comprometida con la identidad balear, la unidad de España y Europa. No es fácil ni es barato sostener un medio de comunicación que beba de estos postulados, siempre contra los más poderosos. Por eso te pedimos que nos ayudes con una aportación, que formes parte de nuestra familia, que ayudes a que sigamos incordiando al Poder. Puedes hacerlo de varias maneras. Y tú ¿Eres balear? infórmate aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.