El municipio de Santanyí consigue cuatro banderas azules para sus playas



Cala Gran de Cala d’Or la ha perdido por que las analíticas del agua que hace la Consejería de Medio Ambiente fueron publicadas fuera de plazo





La Bandera Azul que otorga la Comunidad Europea a las playas que reúnen las condiciones óptimas de seguridad y sanidad, vuelven a certificar la calidad de las playas de sa Font de n’Alis, que forma parte del Parque Natural de Mondragó, Cala Santanyí, Cala Llombards, que la recupera después de no tenerla el año pasado, y la playa de s’Amarador, que la recibe por primera vez. S’Amardor es una de las únicas 7 playas de España que este año han sumado el distintivo de Bandera Azul. De esta manera, son cuatro las playas de Santanyí que reciben el reconocimiento, pero podrían haber sido cinco. Cala Gran de Cala d’Or no la ha recibido porque uno de los requisitos indispensables no se ha cumplido: el Gobierno de las Islas Baleares, a través de la Consejería de Medio Ambiente, debe hacer públicas las analíticas de la calidad del agua durante el verano cada 30 días. Y en el caso de Cala Gran, se publicó una el 30 de julio, y la siguiente no apareció hasta el 4 de septiembre. La normativa europea es muy estricta en estos casos, y no permite al Ayuntamiento hacer alegaciones aunque los análisis son correctos, y aunque es la institución supramunicipal la responsable de publicar las analíticas.

La concejala de Playas de Santanyí y alcaldesa pedánea de Cala d’Or, Bárbara Xamena, se mostró decepcionada por haber perdido una bandera azul, pero también satisfecha por la que se ha ganado: “el hecho de tener la Bandera Azul es sinónimo de calidad, y eso es lo que nosotros queremos ofrecer al turismo. Es una lástima que Cala Grande no la tenga por una cuestión burocrática, que ni siquiera es responsabilidad del Ayuntamiento de Santanyí. Nuestro objetivo es que los visitantes de nuestra costa valoren el entorno y el paisaje de nuestras playas y que además lo respeten. Si las instituciones somos los primeros en dar ejemplo, también lo harán los que vienen a pasar sus vacaciones con su familia o amigos “.
 
La buena calidad del agua de la playa, la contratación de socorristas, los servicios de baños y duchas, seguido de un inmejorable paisaje, han sido los elementos clave para que estas playas se merezcan la distinción europea.

Como cada año el Ayuntamiento de Santanyí ha esforzado para que las principales playas turísticas del término municipal puedan contar con la bandera azul, que conjuntamente con las asociaciones hoteleras se había convertido en un objetivo común.

El alcalde de Santanyí, Llorenç Galmés, ha manifestado que: “la Bandera Azul es un sello de seguridad que confirma el buen estado del agua del mar, al mismo tiempo, que las playas cuentan con los servicios sanitarios y las medidas de seguridad que contempla la normativa europea. Es muy triste que Cala Grande no haya podido repetir, pero estoy satisfecho porque sé que desde el consistorio se ha hecho todo correctamente, y para que hayamos conseguido la de s’Amarador “.

Comentarios Facebook
Publicado en Santanyí.
Alguna publicidad valiente y la ayuda desinteresada de muchos lectores como tú han hecho posible esta noticia. Conoces nuestra línea editorial, quizás políticamente incorrecta pero comprometida con la identidad balear, la unidad de España y Europa. No es fácil ni es barato sostener un medio de comunicación que beba de estos postulados, siempre contra los más poderosos. Por eso te pedimos que nos ayudes con una aportación, que formes parte de nuestra familia, que ayudes a que sigamos incordiando al Poder. Puedes hacerlo de varias maneras. Y tú ¿Eres balear? infórmate aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.