El Govern Balear pide al Estado medidas de límite a los precios y poder sancionar los abusos en materia de alquiler



El consejero Marc Pons pide al Estado medidas de límite a los precios y poder sancionar los abusos en materia de alquiler

Ha planteado también la adopción de medidas para evitar la concentración de viviendas en manos de los grandes tenedores




El consejero de Movilidad y Vivienda, Marc Pons, ha planteado hoy al Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, durante la Conferencia Sectorial de Vivienda, Urbanismo y Suelo, la adopción de determinadas medidas frente al elevado coste de las viviendas de alquiler en las Islas Baleares, como a regulación de la limitación de los precios de los alquiler, la posibilidad de establecer un régimen sancionador -aplicable por parte de la Comunidad Autónoma- ante situaciones irregulares en materia de alquiler o medidas para evitar la concentración de viviendas en manos de los grandes tenedores, entre otros. Asimismo, el consejero Pons ha pedido también durante la reunión -presidida por el secretario de Estado de Movilidad, Transportes y Agenda, Pedro Saura, que se reconsidere la cuantía de los fondos de las ayudas específicas de alquiler Covid-19, porque se considera insuficiente la partida de 2,4 millones que se ha asignado a las Islas Baleares. El consejero Marc Pons ha asegurado durante su intervención que ya de manera previa a la crisis, el mercado de alquiler de vivienda en las Islas Baleares mostraba unos precios descompensados ​​respecto a los sueldos medios, «una situación que se verá ahora agravada por la efecto de la crisis provocada por la Covid-19 y que exige la adopción de medidas para garantizar el acceso a la vivienda de la ciudadanía en unos momentos de mayor dificultad «. «La vivienda es un bien de titularidad privada pero de interés público, por lo que debe regularse de forma que se proteja su función social por encima de intereses privados especulativos», ha destacado el consejero. Las propuestas concretas que ha hecho el consejero son:

-Más dotación para las ayudas de alquiler Covid-19.

En las Islas Baleares, actualmente están convocadas las ayudas ordinarias de alquiler 2020, dotadas con 8,8 millones, y a finales de mes se convocarán las Covid-19. Respecto de las ayudas Covid-19, van dirigidas a personas directamente afectadas por la crisis y pueden ser del 100% del alquiler hasta los 900 euros. No obstante, el Estado sólo ha asignado 2,4 millones en las Islas Baleares, que puede resultar insuficiente. Por ello, el consejero ha pedido el incremento de esta partida.

-Medidas de limitación de los incrementos de precios en las actualizaciones de contratos de alquiler de vivienda.

Ante la problemática específica que sufren las Islas Baleares por la concurrencia en el mercado de alquileres de vivienda habitual, alquileres de temporada y alquileres turísticos, el consejero Marc Pons ha reclamado la adopción de medidas que permitan controlar los precios de los alquileres de vivienda , especialmente las que limiten los incrementos de alquiler en la renovación de contratos. Esto es especialmente necesario para el control de los incrementos desmesurados que están aplicando algunos grandes tenedores de vivienda, como determinados fondos de inversión. Esta medida depende de la elaboración previa de los índices de precios de vivienda, que se deberían haber publicado en marzo, que también se han reclamado.

– Limitación a las operaciones de concentración de la propiedad de viviendas por parte de grandes tenedores. Durante la anterior crisis económica, se produjo un proceso de concentración de viviendas en manos de los grandes tenedores y esta experiencia previa lleva a pedir ahora el establecimiento de los mecanismos oportunos para que esta concentración no se agrave, con el fin de evitar su incidencia directa en la formación de los precios. De la misma forma que se ha protegido a las empresas españolas de la adquisición por parte de empresas extranjeras, se plantea la posibilidad de establecer límites en la concentración de un recurso esencial para las familias como son las viviendas, aumentando el grado de intervención del Estado o, en su caso, con medidas fiscales específicas que desincentiven estas grandes concentraciones.

-Régimen sancionador en la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU) y habilitar a las Comunidades Autónomas para que puedan inspeccionar y sancionar ante las situaciones irregulares en materia de alquiler

Actualmente, cualquier contrato de alquiler que no se ajuste a lo previsto en la LAU debe ser denunciado en sede judicial. Esto produce una indefensión en la parte más débil, el inquilino, que no dispone de un mecanismo directo para exigir al propietario el cumplimiento de sus obligaciones legales. Establecer un mecanismo de denuncia y sanción administrativa actuaría como elemento disuasorio y aseguraría un mayor cumplimiento de la normativa de arrendamientos. Esto permitiría actuar directamente por parte de la administración de la Comunidad Autónoma ante situaciones de incumplimiento o abusos que se están produciendo en el ámbito del alquiler. Por ejemplo, el depósito de la fianza debe ser de un mes y muchas veces se exigen tres o el precio de la intermediación inmobiliaria, que debería abonar el propietario y normalmente se hace pagar al inquilino.

-Hipotecas avaladas por ICO

Hay mucha presión en el mercado de alquiler por el exceso de demanda y la restricción de oferta, agravada por la concurrencia con los alquileres turísticos. Una vía para reducir esta presión y, al mismo tiempo, proporcionar alternativas de vivienda consistiría en un aval del ICO que permitiera a familias que son solventes contratar hipotecas de hasta el 100% del valor de tasación o venta. Sólo se avala por la parte que superara el 80% del valor, por lo que la compra por parte de estas familias no estuviera condicionada a que dispusieran de un ahorro que no pueden conseguir en cuando paguen un alquiler.

Comentarios Facebook
Publicado en Local.
Alguna publicidad valiente y la ayuda desinteresada de muchos lectores como tú han hecho posible esta noticia. Conoces nuestra línea editorial, quizás políticamente incorrecta pero comprometida con la identidad balear, la unidad de España y Europa. No es fácil ni es barato sostener un medio de comunicación que beba de estos postulados, siempre contra los más poderosos. Por eso te pedimos que nos ayudes con una aportación, que formes parte de nuestra familia, que ayudes a que sigamos incordiando al Poder. Puedes hacerlo de varias maneras. Y tú ¿Eres balear? infórmate aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.