El café ¿beneficia o perjudica la salud?



Autor: Yolanda San Miguel

Después del agua ​el café​ es la bebida más consumida del mundo. Un 30% de la población mundial -estimada en 7.500 millones- consume una vez al día una taza de café. Inmersos en un mundo de cafeína nos preguntamos ¿Es aconsejable o no lo es? Las constantes investigaciones, para determinar sus efectos sobre la salud, han generado controversia a lo largo del tiempo y hoy seguimos sin tener una respuesta clara. Unos lo recomiendan y otros lo desaconsejan.





Origen En el sudoeste de Etiopía, en la provincia de Kaffa, crecían una plantas salvajes que fueron llevadas al sur de Arabia donde las cultivaron hace unos 500 años.

Cuenta la leyenda que un pastor se despertó porque sus cabras estaban muy alteradas comiendo un fruto colorido. Pensó que su comportamiento se debía a aquellas bayas. Recogió el fruto de aquellos arbustos y se lo llevó al sabio de la montaña. Este lo cocinó para probarlo y su sabor resultó tan amargo que lo lanzó sin más a la hoguera. En ese momento se desprendió un aroma delicioso y el sabio quedó enamorado. Pudo ver que tostar e infusionar era la mejor manera de prepararlo. Desde aquel día el pastor tomó café cada mañana.

¿Qué es el café? Son los granos de la planta Coffea de la familia Rubiaceae. Al tostarlos y ponerlos en contacto con agua hirviendo sus componentes se dividen para dar el sabor y el aroma que se encuentran en los azúcares y aceites de cada grano. El café puede venir de la variedad:

● Coffea Canephora (Robusta). Originario de África central. Es la variedad más común y se consume en todas partes por ser la más económica. También contiene casi el doble de cafeína. Suele recolectarse de modo mecánico.

● Coffea arabica. Originario de Etiopía. Es más selecto y su contenido en cafeína puede ser menos de la mitad que en el Robusta. Se recolecta a mano. El resto de café de tipo ​Medio
​ se identifica con el nombre del país o región de origen.

CARACTERÍSTICAS QUE INFLUYEN EN LA CANTIDAD DE CAFEÍNA

Que el café sea natural, tostado o torrefacto afecta a su contenido en cafeína. También influye el modo de preparación: si es en cafetera italiana, de filtro, espresso, cafetera de émbolo o de cápsulas. El contenido de otro tipo de sustancias según la variedad y calidad del café hacen difícil determinar la cantidad de cafeína que puede contener una taza. Una taza puede contener de 48 a 317 mg de cafeína. Y de 6 a 188 mg de otras sustancias, entre ellas ácido clorogénico (con la capacidad de inhibir el cáncer, especialmente el de hígado y colon). Por lo tanto la cantidad de cafeína oscila por diferentes motivos y depende de:

● La variedad y origen del grano
● El grado de tueste. Menos tostado más natural pero también más cafeína.
● El grado de molido, cuánto más fino más concentración de cafeína.
● La cantidad de consumo diario.
● La forma de preparación. La cantidad de cafeína depende del tiempo de contacto del café con el agua. Más larga la extracción más cafeína. Un café infusionado en frío es suave pero contiene más cafeína que un espresso.
● La calidad del agua aunque no influye en la cafeina si que lo hace en la calidad final del producto.

Beneficios del café
● El hígado se vuelve graso por: la acumulación de triglicéridos y por la presencia de diabetes de tipo 2. Pero, como el café controla la diabetes, indirectamente reduce el nivel de grasa del hígado. El Dr. La Vecchia, del ​Instituto​ di ​Ricerche Farmacologiche Mario Negri​ dice​:  “El efecto favorable del café en el cáncer de hígado se da por hecho porque se ha probado que el café previene la diabetes, que es un factor de riesgo conocido para la enfermedad de cáncer de hígado. Y por sus efectos beneficiosos sobre la cirrosis y las enzimas del hígado de un modo significativo.”

● Investigadores del Beth Israel Medical Center concluyen que el consumo moderado de café puede proteger de la insuficiencia cardiaca.

● La revista Journal of Agricultural and Food Chemistry publicó que el consumo de café reduce la disminución visual característica del envejecimiento.

● La revista Cancer Causes and Control defendió que los consumidores de café pueden beneficiarse de sufrir un 59% menos de riesgo de cáncer de próstata.
● Una taza de café tiene 2 calorías. ​Varía según los diferentes modos de preparación y  de añadir azúcar o leche. Puede subir entonces de 2 a 400 calorías.

● Un grano de café tiene unos 1000 componentes químicos distintos, otros aparecen durante el tostado, y varían según la variedad de café y el grado de tostado. Sus antioxidantes evitan daños a nivel cardiovascular. Así lo afirma Edmundo Rodriguez docente de Nutrición y Dietética de la Universidad del Pacífico. La revista The American Journal of Clinical Nutrition publicó que en la lista de alimentos que contienen mayor número de antioxidantes el café ocupa el 6º lugar.

● Es digestivo, aumenta la secreción gástrica

● Es diurético

● Es laxante. Una taza por la mañana estimula los movimientos peristálticos del intestino. Aunque en esto lo potencia el hecho de que esté caliente, estos efectos disminuyen en frío.

● Puede ayudar a quemar grasa. A esta conclusión ha llegado el Dr. Frank Hu, Investigador y profesor de nutrición en la Facultad de salud Pública de la Universidad de Harvard, que desde 1976 investiga los efectos del café en la salud. Él mismo declara que está incluido en su dieta.

● Aumenta la actividad cerebral mejorando el nivel de energía, memoria y tiempo de reacción. Esto fue la primera causa que provocó el aumento de consumo del café hace 30 años.
Todas las investigaciones incluidas en esta lista utilizaron datos observacionales, por lo que  no se pueden sacar conclusiones claras aunque están respaldadas por revisiones recientes.     ¿Perjudica el café?

Otros opinan que el café no es una panacea. Y algunos de los siguientes datos se contradicen con los anteriores. ● Desde los años 70 el café se relaciona con los problemas cardiovasculares por su capacidad de elevar la presión arterial al contraer las arterias. Se recomienda precaución en casos de hipertensión o enfermedades cardiovasculares.
● Puede aumentar los problemas estomacales al​ ​irritar la mucosa gástrica. ● La presencia de acrilamida, presente en el café torrefacto, podría presentar un problema. Aunque aún no hay estudios sólidos que lo demuestren.

● Puede provocar dolores de cabeza.

● Provoca insomnio.

● El café puede causar o aumentar los síntomas de ansiedad en personas propensas a padecer estrés y depresión. El estrés aumenta la actividad de las glándulas suprarrenales, esto unido a que el café es diurético dará lugar a una micción exagerada. La consecuencia es que eliminará a través de la orina un exceso de minerales.

● Podría inhibir el efecto de muchos fármacos. Por ejemplo, en el caso de personas con anemia el café impide la absorción del hierro. O al tomarlo con lácteos disminuye la absorción del calcio.

Cuando se toma en exceso pueden aparecer síntomas como confusión, dificultad respiratoria, vértigo, aumento de la sed, de orina, latidos cardíacos irregulares y temblores.

El subdirector médico de la American Cancer Society en Atlanta, Len Lichtenfeld, explicó: “​puede tener un impacto sobre la función cardiaca y la función del sistema nervioso…pero en general es una bebida que, cuando se consume en cantidades razonables, se considera segura para la mayoría de la gente”. Una taza de café en la mañana puede ayudara a empezar el día pero ¿qué pasa si esto se repite una y otra vez a lo largo del día? Consumir 1 taza podría relacionarse con un efecto protector a la salud. No obstante, un consumo de 3 tazas podría aumentar los daños en nuestro cuerpo. Como todo es relativo, y este tema también lo es, parece que la moderación es lo más apropiado. Recordar que influyen factores como la cantidad, calidad y circunstancias de cada individuo que dependen de su dieta, metabolismo y estilo de vida.

Comentarios Facebook
Publicado en Tendencia.
Alguna publicidad valiente y la ayuda desinteresada de muchos lectores como tú han hecho posible esta noticia. Conoces nuestra línea editorial, quizás políticamente incorrecta pero comprometida con la identidad balear, la unidad de España y Europa. No es fácil ni es barato sostener un medio de comunicación que beba de estos postulados, siempre contra los más poderosos. Por eso te pedimos que nos ayudes con una aportación, que formes parte de nuestra familia, que ayudes a que sigamos incordiando al Poder. Puedes hacerlo de varias maneras. Y tú ¿Eres balear? infórmate aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.