Desmontando Airbnb en las Pitiusas

Terraferida y el GEN-GOB Ibiza hacen públicos los datos y el mapa de alojamientos de Airbnb.

La multinacional ofrece 4.716 alojamientos y 26.915 plazas.

Los multi comercializadores concentran el 65% de los ingresos.

Terraferida ha tenido acceso a los archivos de Airbnb por el conjunto de las Islas Baleares. Estos archivos han sido objeto de análisis con software estadístico y se han extraído datos que consideramos relevantes sobre volumen, tipología de los alojamientos, dirección, nombres de los comercializadores, facturación, número de pernoctaciones, etc. Los datos de geolocalización, además, nos han permitido crear un MAPA INTERACTIVO (http://bit.ly/2otmYmC) con toda la oferta disponible, donde todo el mundo puede ver su distribución sobre el territorio. El resultado son unas capas que contienen todos los alojamientos de Airbnb y que se pueden ver con gran detalle sobre GoogleMaps haciendo zoom. Los datos están actualizados a principios de abril de 2017.

El resultado de esta investigación da cifras de gran magnitud: Airbnb ofrece 4.716 alojamientos en las Pitiüses, con capacidad para 26.915 plazas. Así, en la isla de Ibiza, Airbnb ofrece 4.351 alojamientos y 25.178 plazas, mientras que en la isla de Formentera ofrece 378 alojamientos que suman un total de 1.713 plazas.

El negocio de la multinacional en las Pitiusas es enorme, con un mínimo de 92,4 millones de euros facturados. Por un lado, en Ibiza, Airbnb habría facturado un mínimo de 87 millones de euros en el último año, beneficio obtenido gracias a las 248.529 pernoctaciones registradas. Mientras que en Formentera la multinacional habría facturado 5,3 millones de euros, provenientes de las 23.338 pernoctaciones registradas. Recordemos que muchos de los alojamientos no declaran ningún ingreso. Es previsible por tanto, que estas cifras sean muy superiores.

Para conocer mejor el nivel de penetración de Airbnb hay que fijarse en los comercializadores (lo que Airbnb publicita hábilmente como “anfitriones”), y el porcentaje que suponen sus ingresos:
• El 39% de los comercializadores alquilan 1 alojamiento y obtienen el 34% de los ingresos.

• El 28% de alquila entre 2 y 4 alojamientos y obtiene el 24% de los ingresos.

• El 14% alquila entre 5 a 10 alojamientos y obtiene el 17% de los ingresos.

• El 5% alquila entre 11 a 20 alojamientos y obtiene el 9% de los ingresos.

• El 11% alquila más de 20 alojamientos y obtiene el 13% de los ingresos.

Todo ello muestra cómo los pequeños comercializadores, donde hay buena parte de quienes alquilan para complementar la renta (39%) es minoritario frente al multi comercializador (61%). De hecho, los grandes comercializadores (es decir, que gestionan más de una vivienda destinada a alquiler turístico) concentran el 65% de los ingresos.

Los precios en las Pitiusas son exorbitantes comparados con los de las otras islas. Se observa además, como los precios medios suben significativamente en manos de grandes comercializadores, que probablemente concentran la oferta de lujo. Se trata de un mercado mucho más concentrado de lo que parece, aunque Airbnb lo publicita como “economía colaborativa”. Marco, por ejemplo (que podría ser un nombre ficticio), comercializa 85 alojamientos. Con todo, las 20 “personas” o comercializadoras que tienen más alojamiento en la isla de Ibiza concentran el 19% de la oferta.

No olvidemos que hay otros portales como Wimdu, Homelidays, Interhome, etc. que también lo hacen. Los datos obtenidos de Airbnb y su distribución dan una idea de la magnitud del fenómeno del alquiler turístico en las Islas, que ya tiene consecuencias sociales y ambientales enormes:

1. Ha disparado la construcción en todo tipo de suelos.

2. Genera más presión sobre recursos básicos como el agua, la tierra y los espacios naturales.

3. Incrementa el consumo de energía, la generación de residuos, los coches de alquiler y multiplica las necesidades de movilidad.

4. Ha disparado el precio de las casas de compra y de alquiler.

5. Genera una grieta social entre propietarios y no propietarios. El acceso a la vivienda ya es una quimera para miles de personas.

6. Hay casos de mobbing inmobiliario.

7. Pone en cuestión la función primordial de la vivienda: que la gente viva. 8. La mezcla de usos residenciales y turísticos genera conflictos de convivencia. 9. Contribuye a masificar más la isla. 10. Plataformas como Airbnb no tienen trabajadores ni pagan impuestos aquí.

Se entregarán estos datos y el mapa interactivo a la Consejería de Turismo. Ante la magnitud de este fenómeno y sus consecuencias, nuestras entidades solicitan al Gobierno que decrete una moratoria y detenga la concesión de nuevas licencias, que se revisen las ya otorgadas a viviendas con infracciones urbanísticas, que establezca un techo global de plazas turísticas y que renuncie a legalizar el alquiler turístico a las viviendas plurifamiliares mediante la nueva Ley de Estancias turísticas, en la que Terraferida ya presentó alegaciones: https://goo.gl/7XDY00

También requiere que se incorpore personal para perseguir el fraude existente. No es aceptable que la comunidad con más plazas turísticas del mundo (con más de 600.000 personas) tenga entre 1 y 3 instructores para hacer efectivas las denuncias contra la actividad turística ilegal.

Comentarios Facebook
Publicado en Ibiza y Formentera.
Alguna publicidad valiente y la ayuda desinteresada de muchos lectores como tú han hecho posible esta noticia. Conoces nuestra línea editorial, quizás políticamente incorrecta pero comprometida con la identidad balear, la unidad de España y Europa. No es fácil ni es barato sostener un medio de comunicación que beba de estos postulados, siempre contra los más poderosos. Por eso te pedimos que nos ayudes con una aportación, que formes parte de nuestra familia, que ayudes a que sigamos incordiando al Poder. Puedes hacerlo de varias maneras. Y tú ¿Eres balear? infórmate aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.