Consumo registró más de 8.700 reclamaciones e impuso 1,7 millones de euros en sanciones en 2018



Se duplican las reclamaciones por vía telemática gracias a la consolidación del nuevo sistema

El año 2018 los consumidores y usuarios presentaron 8.757 reclamaciones y denuncias ante la Dirección General de Consumo, 1.211 más que el año anterior. De estas, 6.858 se produjeron en Mallorca; 1.142, en Eivissa y Formentera, y 757, en Menorca. Los sectores que generaron más reclamaciones fueron el de telefonía e Internet (2.181), el de transporte aéreo (1.657) y los servicios de ocio (633).





Así lo indican los datos de la Memoria de actividad correspondiente a 2018, que ha presentado el director general de Consumo, Francesc Dalmau, quien ha expresado su agradecimiento al personal de la Dirección General por el trabajo “ingente y profesional” realizado a lo largo del año. Dalmau ha recalcado que su compromiso es “primordial” para garantizar la seguridad y los derechos de los consumidores.

El director general ha destacado el progresivo y notable aumento de las reclamaciones por vía telemática que, un año más, se han “más que duplicado” y han pasado de 855 en el año 2017, cuando se puso en marcha un sistema más ágil y sin necesidad de DNI electrónico, a 1.732 el año pasado.

Dalmau ha destacado que los datos demuestran que la ciudadanía pide una Administración más ágil y próxima y que hay que seguir avanzando para aprovechar todas las ventajas que ofrece internet. En este sentido, el año 2018 ha habido 3.949 expedientes en los que la comunicación con la persona consumidora se ha hecho de forma telemática (2.620 el año anterior) y se han generado un total de 7.585 notificaciones telemáticas (en 2017 fueron 4.975).

Por otra parte, la Dirección General de Consumo impuso sanciones por importe de más de un millón setecientos noventa mil euros (1.790.061 euros), 448.435 más que en 2017, cuando se sancionó por valor de 1.341.626 euros. Cabe recalcar que en 2018 Consumo impuso la multa más elevada de la historia de las Illes Balears y que fue a la compañía Iberia por aplicar la cláusula abusiva no show. Por este motivo se le impuso una sanción de 448.000 euros.

El director general ha resaltado que, nuevamente, la parte más significativa de las sanciones (1.327.650 euros) deriva de reclamaciones de consumidores, y el resto (462.410 euros) fue el resultado de las inspecciones. Por ello ha instado a los ciudadanos a presentar reclamaciones siempre que consideren que se han vulnerado sus derechos. “De esta forma la Administración obtiene una radiografía más exhaustiva de la situación y puede detectar y luchar de manera más eficaz contra las prácticas abusivas y desleales de determinadas empresas”, ha explicado.

Servicio de arbitraje

La Memoria de la Dirección General de Consumo también muestra que el año pasado la Junta Arbitral de Consumo recibió 1.705 solicitudes de arbitraje de los consumidores, un número muy superior a las 1.123 solicitudes de 2017.

Dalmau —que ha destacado que la Junta Arbitral de Consumo conmemora este año el 25 aniversario— ha recordado que el arbitraje es un mecanismo extrajudicial, gratuito y eficaz de resolución de conflictos, que la Dirección General pone a disposición de los consumidores y empresarios para resolver controversias de consumo.

De las 1.705 controversias sometidas a la decisión del arbitraje de consumo, cabe destacar que 1.313 fueron de telefonía móvil, 47 de tiendas de muebles y 43 de servicios de correos.

Asimismo, el año 2018 se resolvieron 1.162 casos, 444 por mediación de la Junta y 718 por laudo de los árbitros de consumo.

El arbitraje de consumo tiene la particularidad de que las empresas pueden someter las controversias que surjan en las relaciones con los consumidores a la decisión de los árbitros de consumo. El número de empresas de las Illes Balears sometidas al sistema arbitral a fecha 31 de diciembre de 2018 era de 1.264, de las que 46 se adhirieron el año pasado.

Servicio de Inspección de Consumo

El Servicio de Inspección de Consumo llevó a cabo en 2018 un total de 2.938 actuaciones de inspección; decretó 145 medidas cautelares e inmovilizó porque eran peligrosas 81.875 unidades de productos. De las 81.875 unidades, el volumen más importando de inmovilizaciones fueron los 31.142 productos industriales, los 17.078 juguetes y las 16.758 unidades de squishy y slime.

Asimismo, la Inspección de Consumo notificó 31 alertas a la Red europea de alertas de productos peligrosos, el doble que en 2017. Gran parte de las alertas (19) correspondieron a juguetes.

Servicio de Educación, Formación y Relaciones Institucionales

En este ámbito, destacó la alta participación de alumnos en el concurso Consumópolis, que llegó a los 650, organizados en 130 equipos de 14 centros educativos. También se presentó la edición 2018-2019 en el CEIP Punta de n’Amer de sa Coma, en Sant Llorenç des Cardassar.

Además, este Servicio organiza la participación de la Dirección General de Consumo en iniciativas como el Día de las Illes Balears y planifica la organización de varias actividades del Día Mundial del Consumidor, que cada año se conmemora el 15 de marzo.

Asimismo, ha impartido el curso “La protección de los consumidores en los sectores estratégicos”, dirigido al personal

Comentarios Facebook
Publicado en Local.
Alguna publicidad valiente y la ayuda desinteresada de muchos lectores como tú han hecho posible esta noticia. Conoces nuestra línea editorial, quizás políticamente incorrecta pero comprometida con la identidad balear, la unidad de España y Europa. No es fácil ni es barato sostener un medio de comunicación que beba de estos postulados, siempre contra los más poderosos. Por eso te pedimos que nos ayudes con una aportación, que formes parte de nuestra familia, que ayudes a que sigamos incordiando al Poder. Puedes hacerlo de varias maneras. Y tú ¿Eres balear? infórmate aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.