Cartas desde el abismo: La revolución patriótica se acerca en Cataluña



Autor: Erik Encinas

El proceso separatista ha sido desenmascarado, pero no por ello Cataluña se librará de un gran conflicto motivado por un espíritu guerracivilista, ya que el supremacismo hispanófobo secesionista sigue viviendo en una realidad paralela a sabiendas de la verdadera que le lleva a oprimir a la mayoría de los catalanes y a seguir construyendo estructuras de una República que no existe, en lugar de arreglar los muchos problemas que afectan a los ciudadanos. Así que esto no ha terminado todavía, sería de ingenuo y de conocer muy poco a los catalanes caer en esa conjetura, falta el momento decisivo, la cúspide de la revolución patriótica, la cual estoy complemente seguro que se está acercando ante la falta de soluciones y el olvido de las instituciones públicas de más de cinco millones de catalanes no independentistas.





A principios del siglo XXI, nadie diría que acabaríamos otra vez en un 36 o ni tan solo en un contexto similar, pero es incuestionable que el tiempo ha dado la razón a los que siempre hemos defendido el uso del sentido común, advirtiendo de las consecuencias que tomaban los irreflexivos o cortoplacistas, incluso cuando nos llamaban locos o se nos rían por decir verdades que han quedado más que demostradas, como por ejemplo las multas lingüísticas por el uso del español a los negocios, la represión secesionista, el adoctrinamiento en las aulas, la exclusión de funcionariado no independentista o la fuga masiva y sin precedentes de empresas de la región.

El escenario tan preocupante al que hemos llegado lo indica todo. Cataluña es ya un salvaje oeste, con una situación política, social y económica solamente comparable a los años turbulentos y prebélicos de la Segunda República (1931-1936), mientras el separatismo sigue en sus trece, obviando todo lo demás, y tras la sentencia a los golpistas habrá como mínimo un otoño caliente, porque Tabarnia no dudará tampoco en defender la decisión de los tribunales. Y aunque se quiera tapar, hay unas altas posibilidades de que esto pase, porque los ánimos están más caldeados que nunca. Además, el enfrentamiento es total, porque el independentismo lanza constantemente ‘fake news’ y se niega a aceptar la realidad despreciando con sus mensajes y hechos a la mayoría de los catalanes.

Como decía el periodista y exdiputado Manuel Millán, leyendo a Gramsci y Goebbels se entiende lo que pasa en Cataluña. Y ahora, después de grandes esfuerzos hemos llegado precisamente al periodo de la verdad y la post verdad, pase crucial antes del desenlace.

Comentarios Facebook
Publicado en Opinión.
Alguna publicidad valiente y la ayuda desinteresada de muchos lectores como tú han hecho posible esta noticia. Conoces nuestra línea editorial, quizás políticamente incorrecta pero comprometida con la identidad balear, la unidad de España y Europa. No es fácil ni es barato sostener un medio de comunicación que beba de estos postulados, siempre contra los más poderosos. Por eso te pedimos que nos ayudes con una aportación, que formes parte de nuestra familia, que ayudes a que sigamos incordiando al Poder. Puedes hacerlo de varias maneras. Y tú ¿Eres balear? infórmate aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.