Al ayuntamiento de Llucmajor se le agolpan las quejas de los vecinos en una conflictiva legislatura


El pasado lunes 26 de noviembre tuvo lugar la reunión convocada por el Ayuntamiento para conformar el grupo impulsor para la nueva edición de presupuestos participativos 2019. El objetivo de dicha reunión, según el Ayuntamiento, era escuchar a los vecinos, así como a diversas asociaciones, para mejorar las bases de los presupuestos participativos de 2019 frente a los fallos detectados en las ediciones pasadas (por ejemplo, la casi nula participación de ambas ediciones, donde no superaron el 1% del censo).




El partido vecinal Llibertat Llucmajor, junto a diversas asociaciones de vecinos de las urbanizaciones, asistió a dicha reunión para ofrecer propuestas de mejora. A dicha reunión, acudieron únicamente representantes de tres asociaciones (Bahías, Cala Blava y AMPIAs) junto a Llibertat Llucmajor. El motivo de la baja asistencia fue la precipitada convocatoria de la reunión (48 horas antes). Ante este problema, el regidor de Participación Ciudadana, Tomeu Tugores (PSIB-PSOE) prometió que se realizarían más reuniones para ampliar el grupo impulsor y así escuchar a todos los vecinos del municipio (Arenal y Llucmajor).

Sin embargo, en esta reunión se habilitó una retransmisión en directo por redes sociales (aunque el vídeo no se encuentra en ninguna plataforma pública del Ayuntamiento). Ahora, una semana después se ha descubierto el engaño del regidor: no se van a realizar más reuniones del grupo impulsor hasta finalizado el proceso de validación técnica de propuestas presentadas (mediados de febrero y fuera de todo plazo para poder mejorar las bases) y consideran que la retransmisión era suficiente (apenas hubo 3 espectadores en toda la emisión).

Ya durante la reunión del lunes se vio la escasa predisposición por parte del regidor de escuchar a los asistentes de las diversas entidades vecinales, por no hablar ya de aceptar las sugerencias vertidas durante la reunión (por ejemplo, la de eliminar el requisito injusto de que toda propuesta para urbanizaciones debe afectar a 3 núcleos mínimo. Problema detectado en la pasada edición que dejó discriminadas a urbanizaciones como Las Palmeras y Tolleric).

Desde Llibertat Llucmajor criticamos la falta de transparencia y compromiso del Equipo de Gobierno del Pacto del Sillón (PSIB-MÉS-Pi) y las mentiras del regidor de Participación Ciudadana (PSIB-PSOE) ante los vecinos. Todo parece indicar, vistos los plazos de este año, que se trata de una maniobra de precampaña electoral para tratar de darse visibilidad y colgarse medallas; en ediciones anteriores el proceso era hasta julio, mientras en esta edición in extremis debe terminar en abril, a 1 mes de elecciones.

“No logramos entender el afán de mentiras de los regidores de nuestro Ayuntamiento cuando se les plantea una simple pregunta. La honestidad es clave a la hora de empoderar a los vecinos; si ellos se sienten engañados, no participarán en los mal llamados presupuestos participativos.” palabras de Eloy Crusat Horrach, encargado de los procesos de participación en Llibertat Llucmajor.

Comentarios Facebook
Publicado en Llucmajor.
Alguna publicidad valiente y la ayuda desinteresada de muchos lectores como tú han hecho posible esta noticia. Conoces nuestra línea editorial, quizás políticamente incorrecta pero comprometida con la identidad balear, la unidad de España y Europa. No es fácil ni es barato sostener un medio de comunicación que beba de estos postulados, siempre contra los más poderosos. Por eso te pedimos que nos ayudes con una aportación, que formes parte de nuestra familia, que ayudes a que sigamos incordiando al Poder. Puedes hacerlo de varias maneras. Y tú ¿Eres balear? infórmate aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.