Agricultura incluye al tomate de ramellet dentro del Catálogo de alimentos tradicionales


La Comisión de los Alimentos Tradicionales de las Illes Balears, como órgano consultivo, de estudio, asesoramiento y coordinación en materia de alimentos tradicionales de las Illes Balears adscrito a la Consellería de Medio Ambiente, Agricultura y Pesca ha aprobado la inclusión del tomate de ramellet como un alimento tradicional más en su Catálogo.




El Catálogo de alimentos tradicionales de las Illes Balears tiene el objetivo de preservar y revalorizar nuestro patrimonio alimentario, en el que se incluyen los alimentos típicos y tradicionales de las Illes Balears. Se entiende que un alimento es tradicional de las Illes Balears cuando se acredite un mínimo de treinta años de producción, elaboración o comercialización en las Illes Balears, con independencia de que esté protegido o no con una figura referida al origen o a la calidad del producto.

Hay que tener en cuenta, sin embargo, que la inscripción en el Catálogo no comporta ninguna protección de las que recoge la normativa estatal o comunitaria respecto del origen ni la calidad.

Así pues, a partir de ahora el Catálogo, que se puede consultar en la página web www.illesbalearsqualitat.es, dispondrá de la ficha individual de este producto en la que consta que se caracteriza por su tamaño medio-pequeño y se encuentra reunido en racimos ramificados, que permiten ser colgados y facilitan así una conservación larga. Esta larga conservación es precisamente una de sus características relevantes. El tomate de ramellet se caracteriza por su bajo contenido en agua y una acidez elevada, y también por un contenido elevado en minerales.

Este fruto se ha cultivado tradicionalmente en las Illes Balears. Se cultiva de manera habitual en sistemas hortícolas al aire libre, asociado con otras variedades locales. El cultivo se lleva a cabo tanto en secano como en regadío.

El origen exacto del tomate de ramellet es desconocido, pero es fruto del cruce de diferentes variedades de tomates llegadas a las Illes Balears que han ido evolucionando.

El cultivo de los tomates responde a la necesidad de la población de poder disponer de tomates frescos durante el invierno: los tomates se seleccionaban año tras año y se llegaba a obtener una planta resistente a la sequía estival que se podía conservar en condiciones óptimas .

Comentarios Facebook
Publicado en Local.
Alguna publicidad valiente y la ayuda desinteresada de muchos lectores como tú han hecho posible esta noticia. Conoces nuestra línea editorial, quizás políticamente incorrecta pero comprometida con la identidad balear, la unidad de España y Europa. No es fácil ni es barato sostener un medio de comunicación que beba de estos postulados, siempre contra los más poderosos. Por eso te pedimos que nos ayudes con una aportación, que formes parte de nuestra familia, que ayudes a que sigamos incordiando al Poder. Puedes hacerlo de varias maneras. Y tú ¿Eres balear? infórmate aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.