Un teatro lleno aplaude la entrega del reconocimiento de méritos a Margalida Fullana en Manacor




La Escuela Municipal de Mallorquín y el Ayuntamiento reconocen la labor de doña Margarita en "la enseñanza y la difusión del baile mallorquín y la canción popular".

"Nuestros mayores han sufrido por nuestra cultura para que no les ha sido fácil conservar y transmitir con sencillez lo que desde diferentes ámbitos a menudo se ha intentado arrinconar", explicó el padrino de la homenajeada, Bartolomé Adrover. Por este motivo, entre muchos otros, "el Pleno de la Escuela Municipal de Mallorquín ha decidido otorgar el Reconocimiento de Méritos 2017 en Margarita Fullana Sagrera, por su aportación a la enseñanza y la difusión del baile mallorquín y la canción popular" , ha anunciado ante el público el presentador del acto, Miquel Vives.

Y es que el Ayuntamiento de Manacor y la Escuela Municipal de Mallorquín otorgan este galardón, desde 1976, a personas o colectivos que han destacado por su fidelidad a la lengua catalana, y por la protección y transmisión de alguna faceta de nuestro legado lingüístico y cultural. La homenajeada de este año ha recibido emocionada la escultura de Lorenzo Ginard, el símbolo del Reconocimiento de Méritos. Y lo ha agradecido de la manera en que mejor sabe hacerlo: cantando las melodías que aprendió de pequeña y que ha transmitido a la juventud.

En el acto de Reconocimiento de Méritos también han participado los miembros de la coral de Fartàritx y los de la coral del IMAS, y glosadores, músicos y bailadores, que han acompañado Madó Margalida cantando y bailando.

El alcalde de Manacor, Pedro Rosselló, durante su discurso destacó que "todo el mundo sabe que hay personas que fortalecen los sentimientos de pertenencia y ayudan a que todos entendamos que somos y de dónde venimos, ayudan a que nos respetamos más y que ganamos autoestima como pueblo, son nuestros referentes ". "Madò Margarita, en nombre de todos los manacorins y manacorines, os quiero decir que eres un eslabón de la cadena que engancha el pasado y el presente de nuestra cultura con el futuro, gracias por todo lo que has enseñado a todos los que se sienten parte de nuestro pueblo ", ha añadido el alcalde.

En este mismo sentido "sa madona Margarita siempre ha contado que desde muy pequeña empezó a cantar mientras trabajaban en el campo y que el primer baile que recuerda la levantaron en peso por sobre las cabezas de la gente para ponerla en medio del rotlo porque Ballas ", explicó quien ha ejercido de padrino de la homenajeada, Bartolomé Adrover. "Más allá de una visión romántica, comprobamos como la vida del campo, con sus durezas, siempre ha hecho surgir la belleza de las formas, por eso que nuestro baile se llama 'baile de payés', porque cantamos y Ballam tal como es la gente campesina: discretamente y serenamente, con delicada elegancia ", añadió.

Bartolomé Adrover, que fue alumno de doña Margarita y ahora es profesor de baile de campo en la Escuela Municipal de Mallorquín, recordó que "fue hacia 1975 que l´amo Toni Aleix hacía bailes en calles y Madó Margalida los abría ". "Unos años más tarde, doña Margarita, el amo en Santiago, l´amo Tomeu Pipiu, l´amo Tomás Sacos, Tomeu Fondo y su mujer, na Bel, Margalida Galereta y Margalida Prima agruparon bajo el nombre de Así baila Manacor y crearon la conocida y añorada cotxeria, verdadero centro cultural, donde no sólo se enseñaban los bailes, sino también las tonadas de trabajar en el campo, las canciones y juegos de matanzas y las ximbombades dels Darrers Dies", añadió.

Durante su parlamento el padrino recordó emocionado que "la manera que toda aquella gente tenía de enseñar a cantar y bailar no era en absoluto como si fuera una academia, sino como se ha enseñado siempre en el mundo del campesinado: la gente mayor bailando y los jóvenes siguiendo como buenamente podíamos los puntos, el estilo y la postura ". "La paciencia de doña Margarita enseñando toda esta cultura era infinita, y de vez en cuando nos cogía a parte y nos enseñaba alguna de aquellas mismas que tenía reservadas y nos la transmitía como si fuera un secreto bien guardado y sacado sólo para ocasiones especiales, y este era nuestro más valioso premio que podíamos recibir de nuestra maestra ", recordó Bartolomé Adrover. Al finalizar el acto todos los que asistieron al acto de Reconocimiento de Méritos pudieron disfrutar de un pequeño refresco afuera del teatro y, evidentemente, la música y el baile continuaron bien presentes.

Publicado en Manacor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *