Son necesarios 105 turistas para crear 1 puesto de trabajo en Baleares

Autor: Alexandro Gaffar

Baleares es una de las joyas más valiosas del mediterráneo. Bien es sabido esto por los millones de turistas que cada año pasan por nuestras islas para disfrutarlas (15,4 millones en 2016). Sin embargo, algo está ocurriendo con nuestra economía, pues la dependencia al sector turístico aumenta cada vez más.

Según los datos oficiales del Instituto de Estadística de las Islas Baleares (IBESTAT) reflejados en el informe La tendencia turística de las Islas Baleares en 2017 , nuestras islas están cada vez más aferradas al modelo turístico vigente. Esto en sí mismo no debe sorprendernos, pues el motor económico de las Islas Baleares es desde hace décadas prácticamente el sector turístico que logró arrebatar el puesto a la industria del calzado Balear.

Un 28% del empleo de 2016 fue únicamente en puestos de trabajo turísticos (servicios de alojamiento, servicios de alimentación, servicios de transporte de pasajeros, agencias de viajes y servicios de alquiler de vehículos), lo que de por sí mismo es una cifra alta. Tengamos en cuenta que además del empleo turístico, muchos empleos se generan para suministrar de servicios y bienes a la industria turística (reparaciones, uniformes para empleados, etc), por lo que la cifra es aún mayor si los incluyéramos.
Como se concluye en el informe, para crear un puesto de trabajo turístico en Baleares son necesarios 105 turistas. El dato refleja que el empleo generado en el sector es a través de la masificación y no necesariamente de la calidad, pues cada empleado del sector turístico tiene de media a 105 turistas.
El turismo en Baleares se ha convertido en un sector de alto crecimiento, de 2015 a 2016 creció el número de turistas en un 9,66% (1,4 millones), y los 3 años anteriores una media de un 3% anual. Seria imprudente que tanto políticos como empresarios asuman como estructural un crecimiento tan alto, pues es muy probable que sea temporal. Algunos economistas detectamos una posible burbuja alimentada por la caída de los destinos turísticos de la costa mediterránea (debido a los conflictos de la Primavera Árabe en el norte de África, y el colapso de la economía Griega). No hay que considerar negativo este crecimiento, es una gran noticia para los ciudadanos de Baleares que se pueden beneficiar económicamente, pero es clave recoger el máximo posible de estos frutos para afrontar lo que llegará, la caída del turismo.

El turismo se puede volver un arma de doble filo para los isleños, el sector crece por masificación y no calidad, por lo que es más volátil si estalla una crisis económica o ocurre una catástrofe en las islas. Además, el dato más preocupante es que cada vez tenemos más turistas pero no gastan más. El gasto total es alto porque hay más turistas, pero si miramos individualmente vemos que cada turista ha gastado de media anual estos últimos 7 años 912,43€. Si no aumenta el gasto de los turistas que vienen a las islas Baleares, se refleja que no traemos un turismo de alto poder adquisitivo.

Crecimiento vertiginoso, dependencia alta del turismo como motor de empleo, y bajo poder adquisitivo de los turistas. Con esta situación de dependencia del efecto masificación si no cambia la situación, la primera crisis que venga sacudirá como un maremoto a nuestras islas al haber un efecto domino.

Las autoridades políticas no deben frenar el crecimiento turístico pues lo único que harán es anticipar el choque sin haber tenido tiempo para prepararse para el mismo. Es clave recoger el máximo beneficio posible y transitar a un turismo de mayor calidad, atrayendo turistas de un mayor poder adquisitivo que sean menos susceptibles a dejar de venir a las islas si estalla una crisis económica. De esta manera evitaremos los ciudadanos de Baleares volver a sufrir lo que ya sufrimos en 2008. La tarea recae en los Ayuntamientos, el Consell y el Govern Balear, quienes deben dejar su fobia turística a un lado, sentarse con los grupos empresariales (comercios locales y cadenas hoteleras) para elaborar una hoja de ruta para transitar, a través de las inversiones necesarias, a ese turismo de calidad.

Comentarios Facebook
Síguenos
0
Publicado en Local.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *