La cepa del poste: ¡Golazo!

Autor: Marc Rigo Suau

Un día más en la oficina. Barça, Valencia, Madrid y Atlético ganaron sus respectivos encuentros y, a dos semanas del derbi madrileño, la Liga Santander, por lo que respecta a los cuatro primeros, no sufrió ningún cambio en la clasificación. La próxima semana no habrá fútbol en Primera División, ya que la selecciones nacionales clasificadas para el Mundial de Rusia 2018 tienen partidos amistosos de preparación, mientras otras ocho, tienen encuentros de repesca para que cuatro de ellas se clasifiquen definitivamente.




Lo más sorprendente y elogiable de toda la jornada fue el golazo que firmó Marco Asensio contra la U.D. Las Palmas. Un gol que demuestra la calidad del jugador en cuestión y, a la vez, aporta otra bella diana para su galería de goles en Primera. El mallorquín, que tiene un golpeo de balón sensacional, optará esta temporada al mejor gol de la Liga de las estrellas, siendo, además, claro candidato al mejor gol del año “The best 2018”.

El Madrid juega andando, no hay desmarques sin balón y pone la alfombra “verde” al servicio del equipo contrario para que juegue plácidamente; es obvio que con todos estos despropósitos aburra por completo a la mayoría del personal. No está en forma, mejor dicho, está en crisis de juego y resultados. Crea ocasiones, pero no las materializa. Cristiano está “outside” y Benzema nunca ha estado “inside”. Con todo este panorama a la vista, necesita un buen delantero centro antes del amanecer. El fútbol son goles y sin goles no se ganan partidos. Si el equipo sigue por este camino la Liga y la “Champions” están perdidas, ya que es prácticamente imposible que solamente con los goles de Isco, Asensio y Casemiro sea suficiente para ganar alguna competición. El “sextete”, sueño de tantos madridistas, se ha ido al garete. Los merengues tienen, de largo, la mejor linea media del mundo, pero de nada sirve si sus delanteros están negados de cara al gol. Cristiano, con todo lo que le ha dado al Madrid, tiene mucho crédito todavía; pero a Benzema se le está acabando y, lo que es peor, también se acaba la paciencia de muchos de sus aficionados. Un apunte: El Madrid siempre vuelve a casa por Navidad, aún no está todo perdido y esto lo sabe toda España, Cataluña incluida.

El Barça continúa ganando sus partidos y es muy probable que si sigue en esta linea, con permiso del Valencia y del Madrid, logre merecidamente el título de Liga, otra cosa es el mal juego que desarrolla el equipo. Sin Messi no hay paraíso. El sábado, por ejemplo, se oyeron más los gritos de los independentistas pidiendo la libertad para los presos políticos catalanes que los aplausos de los aficionados culés. Por cierto, una aclaración de última hora: no son presos políticos, sino políticos presos; en este caso, sin que sirva de precedente, el orden de los factores si altera el producto, que quede claro. A lo que íbamos, el Barça juega mal, pero gana. A principios de temporada estaba muerto, pero el Madrid con sus estupideces a la hora fichar un buen delantero lo resucitó. Nadie daba un duro por él, ni los diarios catalanes, que ya es decir; pero entre Florentino, Zidane y todo el equipo madridista lo pusieron otra vez en órbita, veremos lo que le dura el satélite.

La semana que viene vacaciones. Dos partidos amistosos, ilógicos y absurdos de la Selección Española, para hacer caja, tienen la culpa de que no haya Liga y que un servidor no trabaje. Señoras y señores, esto es lo que hay.

Comentarios Facebook
Síguenos
0
Publicado en La cepa del poste.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *