La actual situación en Baleares convierten las próximas elecciones en trascendentales para la convivencia


Las próximas elecciones regionales y municipales pueden ser las más importantes de los últimos cuarenta años, ya que aparentemente, no nos jugamos simplemente las políticas que serán implantadas, nos jugamos la convivencia pacífica que hemos disfrutado tras la Transición.




Afán de venganza, sectarismo e intentar pisar los valores del “enemigo” han sido algunas de las premisas que destacan de esta legislatura que enfila la recta final. Intervencionismo, imposiciones y prohibiciones son las acciones más destacadas que se han llevado desde las instituciones, donde algunos de sus representantes, movidos por los acontecimientos ocurridos en su Comunidad (ya que no son parte de Baleares, son un agente externo, similares a un cáncer) han desatado sus deseos más profundos y poco les ha faltado para proclamar la República de Palma y sus palmeros.

¡Fascista! o bueno mejor ¡feixista! seguramente se convertirá en la palabra del año en el inframundo secesionista, que barato y simple es catalogar de fascista a quienes no siguen sus supremacistas postulados ¡Cataluña es Dios! o ¡Estamos en guerra! son algunas de las premisas imprescindibles para ser un supremacista chachipiruli.

¿Alguien se puede imaginar cuatro años más de sectarismo y supremacismo institucional? Finalmente será cierto aquello que dicen algunos de que no hay nada peor que un gobierno formado por nacionalistas y radicales, son tan nefastos que hasta la guerra entre hermanos llevan su odio, viviéndola una y otra vez, desenterrando fantasmas del pasado para envilecer al que piensa diferente, además, de adoctrinar a los jóvenes para convertirlos en entusiastas del movimiento del odio.

Cafres serán, los que lecciones te darán. Y así navegamos por un abril lluvioso, entre continuas provocaciones, el final de esto, puede ser escandaloso.

Comentarios Facebook
Publicado en Opinión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *