Historia Balear: El Teatro Principal de Palma de Mallorca

Autor: Josep María Osma Bosch

En el otoño de 1662, Joan Barceló, paborde de la catedral de Mallorca, donaba al Hospital Provincial de esta ciudad de un solar situado entre el Mercat, el Pla del Carme y la sede del Santo Oficio, con el fin de construir una “Casa de les Comèdies” y cuyos beneficios de la misma obtenidos mediante la venta de localidades en las representaciones teatrales irían a las arcas al centro hospitalario antes mencionado y que fue fundado por el franciscano Padre Bartomeu Catany mediante un real privilegio firmado por el rey Alfonso V de Aragón “El Magnánimo” el 29 de mayo de 1456. Cuatro meses después, el Gran i General Consell, con aporte de 1.000 libras, y donativos de entidades públicas, anónimas y particulares, se daba por iniciada las obras de la futura “Casa de les Comèdies”.

Mientras tanto, las funciones se celebraban tanto en la casa donde los Zapateros tenían su sede gremial como en otros lugares de la ciudad como en conventos, casas particulares, vías públicas, colegios… El 27 de agosto de 1667, la fábrica de la “Casa de les Comèdies” era inaugurada con un aforo de 800 localidades y un coste final de 8000 libras. En sus primeros tiempos eran frecuentes las representaciones de autores como Miguel de Cervantes Saavedra, Tirso de Molina, Pedro Calderón de la Barca, Francisco Gómez de Quevedo Villegas Santibáñez Cevallos…

Tras la Guerra de Sucesión, y entre 1715 a 1741, dejaron de realizarse funciones teatrales pasando el inmueble a ser acuartelamiento de las tropas borbónicas. En 1742 retorno a sus actividades teatrales.

En el año 1854, fue reformada la “Casa de les Comèdies” debido a los daños sufridos por el terremoto que el 15 mayo de 1851 padeció la ciudad de Palma de Mallorca. El 19 de noviembre de 1857 abre de nuevo al público con el nombre de Teatro Princesa de Asturias, dedicado a la futura reina Isabel II; pero siete años después, tras la representación de la ópera “Fausto”, se produjo un incendio que redujo el teatro a cenizas y escombros, salvándose únicamente la fachada y muros exteriores.

El 14 de septiembre de 1860, con un importe total de 80.000 duros por los trabajos de restablecimiento, y bajo las órdenes del arquitecto Antoni Sureda Villalonga,es inaugurado por la reina Isabel II, que en estos días realizaba junto con su esposo e hijos una visita oficial a Mallorca; el teatro paso a denominarse “Teatro Príncipe de Asturias” en honor al futuro rey Alfonso XII, el cual asistió a dicho acto; para esa histórica ocasión fue escogida la obra teatral “La Campana de la Almudaina”, escrita por el republicano, dramaturgo y notario local Joan Palou i Coll y cuyo guión trata sobre los últimos días del Reino de Mallorca. Ocho años más tarde, Isabel II es destronada, se aprovecho el momento para una reforma y cambiarle el nombre por el “Teatro principal”

Ricard Anckermann, en 1895, diseña unos relieves que representan las siete musas, relieves que son esculpidos en piedra sobre el frontón por Félix Cagé, celebre artista plástico que había dejado su huella pictórica en el Gran Teatro del Liceo de Barcelona.

Cuatro años antes del inicio de la Guerra Civil española de 1936-1939, el teatro es remodelado casi en toda su totalidad, dándole un aspecto mucho más de acorde con el tiempo del momento. Durante es conflicto bélico, durante la posguerra y en los primeros tiempos de la actual Democracia, el teatro sirvió, además de sus funciones propias, sirvió de eventos culturales, deportivos, políticos, musicales y cinematográficos, danza, ópera.

En el año 1949, la famosa Compañía Artis se hizo cargo de la gestión del Teatro, compañía que llegó a estrenar al año media docena de obras de tipo cómica-regional y alquilaba el teatro a compañías de la península que hacían su gira anual; fue director durante muchos años el gran actor humorista Xesc Forteza.

Otra reforma sufrida por el teatro fue la de del lustro de 1970 a 1975 costeada por la Diputación Provincial de Baleares, entidad que en ese momento disponía de la mayoría de las acciones del teatro.

A finales de la década de los años setenta del pasado siglo XX, se creó el “Coro del Teatre Principal”actuando en las habituales temporadas de ópera que organiza este teatro.

El Consell de Mallorca, entidad heredera de la Diputación Provincial de Baleares, en el año 2001, en un pleno celebrado, crea y aprueba la “Fundación Teatre Principal de Palma”, dicha fundación, con función de gestión, cerró las puertas del teatro en 2001 para realizar una grandiosa reforma, abriendo de nuevo en 2007.

Como grata innovación, el día 23 de este me de julio, la asociación Amics de l´Òpera del Teatre Principal organizó en el Parc de la Mar una retransmisión mediante una gran pantalla desde el Gran Teatre del Liceu de Barcelona de la ópera “Il Trovatore” del compositor Giusepe Verdi y libreto de Salvatore Cammarano.

Comentarios Facebook
Publicado en Historia Balear.

Un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *