“Hablamos español” denuncia al presidente de un sindicato de profesores catalanista por delitos de odio

La recientemente constituida ‘Asociación Hablamos Español’, que reúne a diferentes entidades favorables a la libertad de elección de lengua, ha presentado ante la Fiscalía de Cataluña una denuncia contra Ramón Font, presidente del sindicato de profesores USTEC-STEs, por un delito de provocación a la sedición y un delito de odio.




El 8 de noviembre, día de la llamada “huelga de país”, Ramón Font aseguró ante los medios: “No daremos clases en castellano, no nos podrán obligar, no nos someterán”. Declaraciones que a juicio de ‘Hablamos Español’ podrían suponer una conculcación de los derechos lingüísticos de alumnos y padres.
Además, advirtió: “No renunciaremos a hablar de política en los centros educativos, porque es nuestra función, es nuestro trabajo”. Una advertencia susceptible de ser interpretada como una intención de adoctrinar y señalar a aquellos que no estén conformes con el proceso de secesión.

Los hechos cuya investigación solicita “Hablamos Español” podrían, además, ser discriminatorios, ya que atacan el modelo de convivencia y amenazan los valores de pluralismo, tolerancia y respeto de las diferencias, más aún cuando tienen por destinatarios menores de edad.

Los niños como escudos
Además, unos días antes, en una entrevista en la televisión pública catalana TV3, el presidente de USTEC-STEs se mostró partidario de utilizar los colegios para celebrar el referéndum ilegal de 1 de octubre. Sugirió incluso que los niños podrían servir de “escudos” frente a posibles intervenciones policiales. Además, y en la misma entrevista, se mostró partidario del adoctrinamiento en la enseñanza como obligación de los docentes.

“Un estado que ya no puede considerarse democrático”
La página web de USTEC-STEs alberga comunicados a favor del referéndum ilegal del 1 de octubre y de los actos protagonizados por los miembros del Gobierno de la Generalidad, ahora encausados por un delito de rebelión y sedición.

Desde USTEC-STEs se ha hecho incluso un llamamiento a la comunidad educativa “a la resistencia contra las imposiciones de un estado que, a partir de la pedagogía los hechos, ya no puede considerarse como democrático”. Unas declaraciones que entendemos como un llamamiento a la desobediencia del Ordenamiento Jurídico español, en connivencia con el llamado “procés” de independencia.

Este tipo de llamamientos los acompaña Ramón Font con otros en los que incita a no reconocer la autoridad de quienes son, tras la aplicación del artículo 155, las legítimas autoridades educativas de Cataluña y, por lo tanto, superiores jerárquicos de los profesores, algo sumamente reprobable, ya que en el caso de los docentes de la enseñanza pública, un no reconocimiento de los mismos en el ejercicio de sus funciones, podría implicar la comisión de falta disciplinaria grave o muy grave.

Comentarios Facebook
Publicado en Nacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *