El falso apoyo a Venezuela

Vemos en los medios de comunicación en las redes sociales que una parte de la oposición española apoya constantemente a los dictadores que ostentan el poder en Venezuela ¿Debe el gobierno tratarlos igual que hace Maduro con la oposición? Evidentemente pensamos que no, pero ¿Cómo serían tratados en el país que tanto apoyan sus actos y llamadas a la insumisión?

Llamadas al secesionismo, a la desobediencia cívica, incitación a tomar el Parlamento, apoyo a terroristas con sangre en sus manos y además, constantemente aparentan trabajar en contra de los intereses de su país, no, no hablamos de la oposición venezolana, eso pasa en nuestro país y son actos realizados por políticos extremistas ¿Dónde estarían Rufián, Iglesias, Anna Gabriel y compañía si España tuviera un gobierno similar al venezolano donde se asesina por pensar diferente?

Algunos de estos tipos están tan locos que se correrían de placer por ser presos políticos, mártires de la lucha de clases, aunque viven como Dios, sino que se lo pregunten a los comensales de la boda de Alberto Garzón, para chuparse los dedos eran los manjares que se sirvieron ¿Había refugiados en la lista de invitados? Demagogos profesionales, filibusteros de tres al cuarto que juegan a la play, visten de Zara y critican todo lo que ellos mismos son, burgueses, garrapatas que aspiran a vivir a costa de las miserias de los demás, sin pobreza y sin miseria sus vidas no tienen sentidos, asían que seas un pobre desgraciado para que algún día les votes como salvadores de la patria.

Ahora, otra cosa os digo, si ellos llegasen al poder. Seguramente, el que hoy os escribe, tendría que salir exiliado del país o atenernos a las consecuencias, ya que estas personas tienen un odio interno que dejaría al último dictador español en un niño de teta. A muchos les parecen graciosos, pero a los que vemos más allá de la mirada y los gestos, vemos en su interior una sed de venganza de incalculables proporciones. Son unos reprimidos de mal carácter, quieren conseguir a la fuerza lo que no han conseguido por méritos propios, pactarían con Satán si les asegurará controlar a la policía y a los jueces, eso es Poder, y les da igual si tienen que “asaltar el cielo con las armas”.

Aún así, esperamos que vosotros, la oposición, no seáis nunca tratados como Maduro y compañía trata a sus opositores, porque nosotros, al contrario que vosotros, queremos vivir en paz, en un país que no premie a los más radicales, sino a las personas que se lo merecen y trabajan cada día, sin libertad y democracia, como ocurre en Venezuela, no tendríais la posibilidad de comer langosta en Palma y después decir sin tapujos que sois revolucionarios ¡Con ese menú y con vuestros sueldos cualquiera se hace comunista!

Comentarios Facebook
Síguenos
0
Publicado en Opinión.

Un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *