¿Cuando te “sigue” la responsable de delitos de odio de la Policía, te has de preocupar?

Autor: Luis Bosch – Dirección editorial

Dice el refrán “Cuando veas las barbas de tu vecino cortar, pon las tuyas a remojar” 

En las redes sociales los seguidores van y vienen, cierto es, que si te siguen personas afamadas o que admiras por alguna cuestión parece que les das más valor, injustamente. En otras ocasiones sabes que te siguen trolls de esos que simplemente leen los artículos para realizar la más cruenta crítica y son siervos fanáticos de los “invasores” de estas tierras.

Aunque ¿Cuando te sigue en una red social la responsable de delitos de odio de la Policía? Solamente el cargo asusta un poco, ya que del amor al odio simplemente hay un mal paso, siguiendo con el refranero. Esta circunstancia te da que pensar, lo hace porque nuestro “gran” trabajo o por el contrario por ser sospechosos de algo.

Lo mejor sería analizar algunos antecedentes, como pueden ser las sanciones impuestas por los responsables institucionales a algunos ciudadanos que han opinado diferente a los actuales gobernantes y que con los cuales coincidimos en algunos aspectos. La forma de actuar de las instituciones en temas de pensamiento se están convirtiendo aparentemente en un sistema inquisitorial y la responsable de delitos de odio de la Policía bien podría parecernos el “Torquemada” de turno, el cual, se encuentra al acecho por si traspasamos alguna frontera de pensamiento no lícita en la actualidad dentro de nuestras pequeñas islas.

El odio, es algo tan abstracto que alguna crítica un poco vehemente podría ser tratada como tal, es difícil saber dónde se encuentra el límite y discernir a quién se nos permite odiar o no. Supongamos un caso, si hacemos una crítica odiosa contra la tauromaquia seguramente no tendremos que preocuparnos por la responsable de delitos de odio de la Policía. Por el contrario, si un personaje público obra mal o es criticado por su mala gestión sabiendo de antemano su condición sexual y difiere de la nuestra, en dicho supuesto ¿Nos debemos preocupar? Evidentemente y tristemente, la respuesta parece ser afirmativa.

Hace tiempo que denunciamos que estamos perdiendo libertades, y no solo en las cosas que podemos hacer o no hacer con nuestras propiedades privadas, como en el caso de los arrendamientos turísticos, también en el campo del pensamiento, ese, que es lo único que no nos pueden quitar, pero quizás desean acallar para que no contagiemos con nuestros nocivos pensamientos al resto de la ciudadanía.

De todas formas le damos la bienvenida entre nuestros seguidores a la responsable de delitos de odio de la Policía y esperamos que su experiencia sea gratificante, ya en nuestra redacción no odiamos a nadie, posiblemente podamos diferir en algunos puntos de vista, pero pensar diferente no es malo ¿no?

Imagen: Twitter

Comentarios Facebook
Síguenos
0
Publicado en Opinión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *