Cartas al director: Joan Pons Torres tiene que dimitir ya


La “persona” en cuestión es el actual director de sa Fundació Jaume III de ses Illes Balears que, parece ser, se le ha subido el poder a la cabeza y parece que no rectificará, es un reincidente nato.




Al parecer, el ciutadellenc Pons Torres ha utilizado su status dentro de Sa Fundació, una posición que la consiguió gracias a Joan Font Rosselló, para hacer carrera política formando Societat Civil Balear, hermana de Societat Civil Catalana, cuyo único fin y objetivo es llevar a Ciudadanos al poder.

Pues bien, ayer por la tarde dimitía el que ha sido el portavoz de Sa Fundació junto con 4 patronos más porque no podían aguantar más las sandeces y la maldad de Joan Pons Torres.

Después de haber visto lo que todo el mundo ha visto, si Joan Pons tuviera un mínimo de vergüenza, hoy mismo dimitiría de todo lo que tenga que ver con el balearismo porque, lejos de favorecerlo, se lo ha cargado por completo y para acabar de verificar y evidenciar que carece plenamente de vergüenza y de ética moral, actúa como si nada hubiera pasado, estas dimisiones las considera “una renovación como muchas otras”. A mi, personalmente, se me caería la cara de vergüenza.

Sr Director, hasta el día de hoy he sido socio de la Fundación Jaume III, nunca pensé que podríamos llegar hasta tal punto, hoy mismo me he dado de baja porque no quiero, bajo ningún concepto, que mi dinero se destine a favorecer y aumentar el prestigio del actual -por desgracia- director de Sa Fundació.

Autor: Vicente Gil, balearista hasta la médula 

NOTA EDITORIAL: Diario Balear no comparte necesariamente la opinión de sus lectores ni de los comentarios que de estos se produjeran. 

Comentarios Facebook
Publicado en Opinión.

2 Comentarios

  1. Mucho se ha esperado a arremeter contra un Director que no gustaba a algunos.
    Si la valentía hubiera prevalecido, con menos ruido, tendríamos más nueces.
    Hay formas y formas para el pataleo (Al que todos creemos tener derecho).
    La situación no es nueva, sin embargo destapar la caja de los truenos y apuntarse a la fiesta…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *