Ada Colau y Podemos son el único sustento de un independentismo acabado

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, se ha convertido en único sustento de los secesionistas y además, con la beligerancia que acostumbran en la formación populista.




Podemos y en especial la líder de Barcelona en Comú, se han convertido en el único apoyo que mantiene en pie un indepentismo que está en coma inducido tras el intento de suicidio del pasado mes de octubre. Lo hace, al seguir manteniendo que el gobierno cesado es “el legítimo gobierno de Cataluña” y centrando sus ataques al articulo 155, un articulo de la Constitución que ha permitido terminar con el abuso institucional de los independentistas.

Según Colau, todo parece indicar que saltarse las leyes a la torera es legítimo, pero aplicar un articulo de la Constitución es “antidemocrático”, todo muy totalitario, algo que parece gustarles demasiado a los integrantes de la formación morada y sus confluencias.

Lo que parecen olvidar, los populistas, es que un gobierno autonómico es algo similar a un alquiler por cuatro años (que otorgamos todos los españoles) y no una compra, la independencia unilateral, es como si un inquilino te dice que se queda con la casa por llevar cuatro años pagando el alquiler.

Y siguiendo con el símil inmobiliario, ellos, los populistas, son ese vecino molesto que siempre cuelga carteles en el portal quejándose de todo, cuando posiblemente ellos, convivan entre ratas, excrementos y bochornosas suciedades, las cuales serán mucho peores que sus pequeñas quejas.

Comentarios Facebook
Síguenos
0
Publicado en Opinión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *