Pasando por Capilla: El holograma de Puigdemont

Esta situación tan absurda en la que se ha convertido el “procés”, con una declaración de independencia de 8 segundos inmediatamente puesta en suspenso, un ex president con ínfulas de mesías en un auto exilio y un ridículo intento de internacionalización del mismo que no le importa a nadie solo podía tener como colofón a un holograma parafraseando, irónicamente, la famosa frase de Tarradellas, “ciutadans de Catalunya, ja sóc aquí”.




El ex presidente, que cuenta ya con una interminable lista de sobrenombres, podría añadir a su elenco el de “presidente holograma”, si siguiendo el sistema de la princesa Leia en su petición de ayuda decide personarse ante sus acólitos a través de tan particular modo. En el fondo, y a pesar de contar con algún precedente como el del candidato en las elecciones francesas Jean-Luc Mélenchon, si esto llega a producirse el conjunto de la ciudadanía no vería esto más que como una broma de mal gusto con la que se podrían hacer innumerables chistes y memes a costa de los secesionistas, pero cuyo coste económico sería enorme, por no mencionar el daño que para la reputación del conjunto del país tendría esta maniobra y la burla al estado de derecho que conllevaría. La investidura de Puigdemont por este medio no puede hacerse al margen de que jurídicamente quepa y se justifique algún rescoldo legal que lo permita. Los ciudadanos, tanto los que han votado por él como los que no, merecen un respeto y contar con una persona cercana que haga de su estadía en el gobierno un período en el que abordar problemas como el desempleo, el incremento de la seguridad o la mejora de la educación, y no una suerte de “erasmus” en los que sus intervenciones sean por videoconferencia, su voto por WhatsApp y sus intervenciones a través de tweets, todo ello a un coste millonario.

Esperamos que todo acabe aquí. Sería deseable que todo quede en un globo sonda que finalmente no se materialice, pero dada la tendencia de algunos por creer en fantasmas como Puigdemont y Junqueras tampoco hay que descartar que en este esperpento de gobierno no llegue a cuajar la idea de ciertos nostálgicos por recuperar a algún político mediante su invocación por tabla ouija o recurriendo a los pronósticos de algún freak de la independencia como el vidente Sandro Rey que hagan necesaria, no ya la intervención de políticos, sino de psiquiatras.

Autor: Antonio Capilla Vega, Secretario de Comunicación de Ciudadanos en Mallorca
Comentarios Facebook
Publicado en Opinión.
Alguna publicidad valiente y la ayuda desinteresada de muchos lectores como tú han hecho posible esta noticia. Conoces nuestra línea editorial, quizás políticamente incorrecta pero comprometida con la identidad balear, la unidad de España y Europa. No es fácil ni es barato sostener un medio de comunicación que beba de estos postulados, siempre contra los más poderosos. Por eso te pedimos que nos ayudes con una aportación, que formes parte de nuestra familia, que ayudes a que sigamos incordiando al Poder. Puedes hacerlo de varias maneras. Y tú ¿Eres balear? infórmate aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *